Piñera explica por qué no subió la edad de jubilación y confía que Amazon se instale en Chile "próximamente"

Publicado el 12 de noviembre de 2018
Fuente: Diario Financiero

Que surgirán nuevas AFP y que Amazon se instalará en Chile. Que los “nubarrones” internacionales bajarán de intensidad y que se aprobarán reformas estructurales para retomar tasas atractivas de crecimiento, dice en una entrevista a 8 meses de asumir su segundo mandato.


Su escritorio desafía las leyes de la física. Debe haber cien carpetas apiladas en precarios equilibrios. Asegura que sabe exactamente en qué orden están. Que no se las muevan, pide. Abajo del escritorio, una miniatura de uno de los buses rojos nuevos del Transantiago y en las manos, un block con ideas escritas en negro y rojo para la entrevista.

Y optimismo, en medio de una semana de cifras poco alentadoras de actividad económica, que dice que combatirá a punta de reformas y atraer talento como Amazon (sí, se ve confiado en que vendrá a instalarse a Chile).

-Presidente, ¿no está preocupado por las últimas cifras de actividad?

-Uno siempre tiene que tener los ojos puestos en el cielo, que es la esperanza y la misión, pero también los ojos puestos en la tierra, que es el presente y las dificultades. Si crecemos al 5% al año, durante este periodo –cosa que hemos hecho en el pasado- vamos a terminar la próxima década con un ingreso per cápita de US$ 40 mil, es decir, a la altura de países como España e Italia hoy en día.

-Pero cuando usted hizo ese compromiso el escenario internacional era otro. ¿No es momento de bajar las expectativas?

-Nos comprometimos a más que duplicar la tasa de crecimiento del gobierno anterior y este año lo vamos a cumplir. Mi proyección hoy en día es que la economía va a crecer este año en torno al 4%, crearemos 160 mil empleos y la inversión, que había caído durante los cuatro años del gobierno anterior, va a crecer este año en torno al 7%. Y, por tanto, los resultados de este año van a ser de acuerdo a nuestros compromisos. Sin perjuicio de ello, por supuesto que uno mira al futuro y ve nubarrones.

-¿Cuáles son los nubarrones que más le preocupan?

-Algunos ya están aquí. La guerra comercial entre EEUU y China nos está afectando en forma muy intensa.

-¿A qué se refiere con que afectará de manera "muy intensa"?

-Nos está afectando porque han empeorado significativamente los términos de intercambio. Le doy dos evidencias: cuando llegamos al gobierno el precio del cobre estaba en US$ 3,20-US$ 3,40; pero hoy está en US$ 2,60. Al inicio del gobierno el precio del petróleo estaba en US$40, hoy sobre los US$60, sólo esos dos efectos son de US$ 3 mil millones a US$ 4 mil millones.

Segundo, hay un riesgo en el horizonte, muchos economistas están anticipando que puede haber un estancamiento o recesión de la economía mundial en 2020 o en el año 2021.

-¿Usted está en el bando de los pesimistas o entre los optimistas para la economía mundial?

-Yo creo que eso no va a ocurrir. Y espero -esto lo conversamos mucho con el presidente Trump- que esta guerra de tarifas y aranceles entre China y EE.UU. sea solo un proceso de negociación, pero que lograrán acuerdo que favorezca el libre comercio. Eso está empezando a ocurrir de acuerdo a las noticias de esta semana.

-El informe del BC de percepción de negocios habla de que hubo "expectativas sobreoptimistas".

-En Chile pasamos de la euforia a la depresión o viceversa con demasiada facilidad. Podemos lograr la meta de ser un país desarrollado antes que termine la próxima década. Hemos demostrado en nuestra historia que cuando nos unimos detrás de grandes metas, somos capaces de lograr cosas que parecían imposibles; cuando nos unimos en una lucha fratricida, no llegamos a ninguna parte.

-Pero esa encuesta no es fratricida, expresa que había una percepción de un mayor dinamismo del que resultó.

-Yo quiero ser realista, el crecimiento promedio de la economía chilena durante el gobierno anterior era 1,7% y todos estaban muy cómodos con eso, pero hoy vamos 2,5 veces más y algunos están deprimidos.

-Pero usted sabe que la vara de crecimiento es más alta para su gobierno por los ejes de su campaña.

-Y por eso nosotros sentimos el compromiso y el sentido de urgencia de recuperar nuestra capacidad de crecimiento. ¿Cómo se recupera la capacidad de crecimiento de largo plazo de un país? No hay balas de plata. Hay que mejorar la calidad del capital humano y eso tiene que ver con el sistema educacional y de capacitación y estamos trabajando intensamente en esos frentes y en incorporar a las mujeres a la fuerza de trabajo, que sigue siendo baja y por eso estamos desarrollando una serie de iniciativas como la sala cuna universal y el teletrabajo.

Además, estamos mejorando la inversión. Nos habíamos acostumbrado a un país que cada día invertía menos, ahora tenemos una recuperación espectacular, 7% es una cifra importante. Y por eso espero que, salvo que las condiciones externas sean muy adversas, lograremos dar un gran salto al desarrollo durante nuestro gobierno.

Ola del segundo tiempo

El presidente menciona varias veces durante la entrevista la cuarta revolución industrial: "Cuando viene una ola, uno puede prepararse para subirse y surfear en ella para aprovechar ese impulso o darse vuelta y esperar que le impacte y lo revuelque". Apunta a una sociedad más flexible, con mayor valoración de la ciencia, la tecnología, la innovación y el emprendimiento. Una sociedad que "no confíe tanto en lo que puede hacer el Estado por uno, si no que en lo que uno mismo puede hacer para mejorar su condición de vida con la ayuda del Estado".

Resume que en estos meses han avanzado en esta dirección anclándose en mesas de trabajo para temas de unidad nacional y haciéndose cargo de urgencias que habían sido gravemente desatendidas durante demasiado tiempo, como poner a los niños en la primera fila, modernizar Carabineros, hacerse cargo del gran tema de la Araucanía y poner orden en nuestra casa en migraciones.

Ese fue el primer tiempo, explica. "Ahora, estamos en el segundo tiempo que empezó en septiembre donde estamos llevando a cabo las grandes reformas estructurales", entre ellas, la previsional, que asegura es "el mayor esfuerzo fiscal que haya hecho el Estado nunca para mejorar las pensiones de todos los chilenos".

-Su propuesta previsional es presentada en un escenario no electoral y con buenos niveles de popularidad, ¿no debería haber sido más ambiciosa? ¿Por qué no se propuso un aumento en la edad de la jubilación?

-Por una razón muy simple ¿por qué son bajas las pensiones en Chile? Primero, porque los salarios son bajos y para eso necesitamos más crecimiento, inversión y más creación de empleos. Además, porque hay demasiadas lagunas previsionales y la gente cotiza muy poco en promedio y en tercer lugar, porque ha aumentado mucho la expectativa de vida. En consecuencia, hoy hay que financiar una pensión por mucho tiempo más que lo que ocurría hace 20 o 30 años.

-Por eso, precisamente, muchos plantean que se debería aumentar la edad de jubilación.

-Esto es más complejo si queremos salir de la caricatura. En los sistemas de reparto nadie se puede jubilar mientras no cumpla la edad de jubilación. En el sistema que existe en Chile cada persona decide cuando se jubila, porque si reúne un ahorro previsional suficiente para no recibir aportes del Estado a través del Pilar Solidario y que permite una jubilación equivalente al 70% de la renta de los últimos 10 años, cada uno se jubila cuando puede o quiere.

Y, por tanto, lo más correcto para aumentar la permanencia en la fuerza de trabajo y aumentar las cotizaciones es fomentar. Si una persona posterga cinco años su edad de jubilar, por ese solo efecto su pensión aumenta en un 40%, pero nosotros queremos premiar eso con un aporte fiscal adicional.

Queremos mejorar las pensiones, pero respetando dos principios: el ahorro previsional le pertenece al trabajador y tiene derecho a decidir quien se lo administra. Y segundo, es respetar la libertad de las personas, porque algunos a los 60 años pueden sentirse con ganas y tener oportunidades de seguir trabajando y a esos vamos a premiar, pero otros pueden considerar que ya cumplieron su ciclo y le vamos a respetar esa decisión.

-Y en ese contexto de traspasar libertades a las personas, ¿qué le dice a quienes le interpelan porque los cotizantes podrán abrirse a nuevos administradores para el 4% adicional pero no para el 14%?

-En Chile existen seis AFP y viene una nueva. Y le voy a decir algo, creo que vienen varias más. Vamos a tener muchos actores entre los cuales las personas van a poder elegir quién se lo administra. Pero para este 4% adicional quisimos extender más el horizonte, con reglas de inversión y normas de operación más flexibles. Cualquiera de las nuevas instituciones que ingresen a competir por administrar este 4% pueden también, si cumplen con las normas de las AFP, administrar el 4% y el 10%.

El principio esencial es que, a diferencia del proyecto de ley del gobierno anterior que tomaba el 5%, 2% se lo quitaba a las cuentas individuales y lo llevaba a un fondo público en que nadie sabía qué iba a pasar con él y el otro 3% lo obligaba a llevarlo a una institución pública, nosotros tenemos una mirada más libertaria, respetando más la decisión del trabajador.

-¿Estaría dispuesto en el Congreso a retomar la idea de un ente estatal en la administración?

-Bueno, las instituciones que pueden participar en esto pueden ser nuevas, que se formen para esto, con y sin fines de lucro. También pueden ser filiales de compañías de seguros, cajas de compensación y administradoras generales de fondos. El BancoEstado tiene una administradora general de fondos y, por tanto, si así lo decide, porque es autónomo, puede entrar a través de una filial a administrar este 4%.

¿Consensos tributarios?

El avance del proyecto Aula Segura parece permear positivamente en sus expectativas de pasar por el Congreso con proyectos de la magnitud del de pensiones y tributario."Estoy perfectamente consciente de que no tenemos mayoría en ninguna de las dos cámaras. En la oposición se vislumbran dos almas. Una entiende que son oposición que quieren reemplazarnos en el gobierno, y eso es muy legítimo, pero que sienten la obligación y el compromiso de colaborar a que a Chile le vaya bien desde sus ideas. Esa es la oposición inteligente y constructiva que Chile siempre debe tener. Hay otra oposición que siento que decidió negarnos la sal y el agua, porque cree que su mejor camino para recuperar el gobierno es haciendo fracasar nuestro gobierno. Ese camino, a mi juicio, es muy equivocado".

-¿Cuál fue la razón final para no incluir la rebaja a la tasa de las empresas en la reforma tributaria?

-Lo que establecimos en nuestro programa de gobierno era que íbamos a tender a que la tasa de impuesto corporativo tienda a converger con el promedio de lo OCDE, que hoy está en torno al 25% y en Chile estamos al 27%, no estamos tan alejados. Pero además cuando revisamos el panorama y vimos los nubarrones que estaban presentándose en el horizonte, la guerra comercial, el alza de la tasa de interés y el menor crecimiento de Europa y China; y además cuando analizamos las demandas ciudadanas, yo decidí que no era éste el momento oportuno para reducir esa tasa. Y por eso mantuvimos el impuesto de primera categoría en 27%, pero sí incorporamos otro elemento poderoso que fue la integración plena del sistema tributario y un montón de incentivos a la inversión como la depreciación acelerada e instantánea.

-Lo que pasa es que eso se pudo haber planteado en el proyecto y haberlo dejado caer en el Congreso para dar una señal de que se estaba cumpliendo con el programa.

-No lo hicimos por una razón muy simple, lo que yo no quería es que toda la discusión de la reforma tributaria se centrara en un solo aspecto, se va a bajar o no el impuesto a las empresas, y empezáramos con este absurdo y demagógico análisis de que están por favorecer a los ricos y no a los pobres. Entonces, yo el 1 de junio en mi discurso preferí, como ya tenía tomada la decisión, explicar este tema para discutir el fondo de la reforma tributaria con mayor objetividad y racionalidad. No era prudente y oportuno, a la luz de las circunstancias, la alternativa para mantener meses la discusión hasta el mes de octubre en un tema que yo ya tenía resuelto. En nuestro programa de gobierno hay una tendencia a converger, algunos lo interpretaron como que había que bajar la tasa en forma instantánea, nunca fue así.

Modificará el Mepco

-¿Se modificará el impuesto específico?
-Dijimos que íbamos a revisar algunos de los mecanismos para estabilizar el precio. Uno de ellos es perfeccionar el Mepco, y lo estamos haciendo.
-¿En qué plazo anunciará la modificación al Mepco?
-Estamos en eso, en Chile tenemos un impuesto a los combustibles que es 1,5 UTM por metro cúbico de diésel y 6 UTM por metro cúbico de bencina, ese es el impuesto y por encima de esto está el mecanismo de estabilización y cuando se supera ese rango opera el subsidio y cuando el precio queda por debajo del rango recupera ese subsidio. Ese mecanismo lo estamos revisando profundamente y vamos a informar perfeccionamientos al Mepco muy prontamente.

El "único plan" para las Isapres

"Es absolutamente necesario hacer cirugía mayor en la salud pública y en la privada", explica el Presidente. Sobre lo segundo, adelanta que se les exigirá a las isapres que todas tengan un plan universal que cubra las necesidades básicas de toda la población (entendiendo por esto, todo lo que tiene Fonasa más las garantías GES que están en el AUGE) de manera de permitir a las personas comparar entre las isapres por ese mismo plan y aumentar la competencia.
"Lo segundo es que vamos a eliminar las preexistencias y las carencias. Eso significa que vamos a crear un mecanismo de compensación de riesgo entre las isapres, aquella que recibe muchos enfermos va a recibir un aporte para compensar esa situación de aquella que recibe muchos sanos. De esa forma vamos a compatibilizar la libre movilidad con la eliminación de carencias y preexistencias. Evitar que haya pacientes cautivos en isapres y compatibilizar la salud financiera del sistema. La compensación es neutra para el sistema porque lo que algunos aportan al fondo otros lo reciben y por tanto, en promedio, no hay una carga adicional. Solamente se distribuye mejor el costo entre distintas personas, edades, sexo y enfermedades".
"Vamos a crear una institucionalidad que elimine cosas absurdas que hoy frenan el desarrollo de la salud privada. Es absurdo que todo lo que pasa con las isapres termina judicializándose".

Reforma laboral:"Que los sindicatos cautiven por buenos servicios, no por ley"

Ya presentadas las reformas tributaria, previsional y con la de isapres en carpeta para las semanas que vienen, el Presidente aborda la que se espera sea uno de los cambios más difíciles de transitar por el Congreso.
"Me pregunto por qué cada vez que se pretende una reforma laboral que flexibiliza y liberaliza, la primera reacción instantánea es esto precariza los derechos laborales. Por ejemplo, el trabajo a distancia o teletrabajo no precariza ningún derecho. ¿Lo quieren los trabajadores? Claro que sí, vean las encuestas de apoyo a esta nueva modalidad, y por tanto creo que el sentido común y apoyo de la ciudadanía va a terminar por derribar estos absurdos mitos". Menciona jornadas de trabajo más flexibles para los estudiantes y un estatuto especial para los adultos mayores.
Reconoce que además de esto hay temas estructurales: "Queremos darle más poder a los trabajadores y que los sindicatos se ganen a los trabajadores ofreciéndoles buenos servicios, pero no los cautiven simplemente por el imperio de la ley".
-Eso va a implicar corregir parte importante de la reciente reforma laboral, ¿una "retroexcavadora" en materia sindical?
-No, porque la retroexcavadora es cuando usted pasa destruyendo todo lo que hay porque cree que todo es malo y hay que refundarlo todo. Nosotros queremos perfeccionar lo que hay. La reforma tributaria fue un tremendo freno a la capacidad de crecer e invertir y la reforma laboral fue un tremendo freno a la capacidad de crear buenos trabajos.
La mejor prueba de ello es cómo se estancó la capacidad de crecer de la economía en el gobierno anterior con un crecimiento de 1,7%, si usted descuenta el crecimiento de la población en términos per cápita estábamos creciendo al 0,7%.
Y la reforma laboral le quitó a la economía chilena la capacidad de crear empleo como el millón que creamos en nuestro primer gobierno.

Estrellas para Amazon

Cuenta el presidente que hace un tiempo visitó un consultorio muy temprano en la mañana y vio con sorpresa que había más de 100 personas esperando. La capacidad de atención era de 10 pacientes la hora. ¿Por qué los hacen perder el tiempo y no los citan en horarios diferenciados si saben que no podrán atenderlos a todos a las 8 de la mañana?, le preguntó a los asistentes. Entusiasmado el presidente explica el proyecto del Hospital Digital. Con un equipo bien exigido, se compromete a llegar a que el 80% de los trámites se puedan hacer online. "Además, los estamos ayudando con conversaciones y acuerdos con Amazon, donde espero que se instale en Chile su big data base.
-¿Y cómo va eso?
-Bien, estamos en conversaciones con las empresas más pioneras en estas materias como Microsoft, Amazon, Google, Facebook. Ellos van mucho más delante".
-Para atraer empresas como Amazon y otras parece necesitarse más que estabilidad ¿Qué ofrece Chile?
-No, Chile en general tiene normas parejas y no discrecionales, no es que hagamos normas especiales o trajes a la medida para estas empresas, tenemos que competir con lo que tenemos estabilidad política, un estado de derecho sólido y respetado, una integración muy profunda al mundo, esos son los activos que Chile ofrece para atraer a las empresas y además tenemos otras ventajas comparativas. Por ejemplo, en el caso de Amazon, ¿Cuál fue el principal argumento nuestro? Chile ya se transformó en la capital mundial de la astronomía y va a seguir potenciando ese posicionamiento privilegiado, eso significa que la cantidad de datos que van a generar los observatorios y los astrónomos es de tal magnitud que vamos a tener que almacenarlos, procesarlos y transmitirlos, porque hay usuarios en todo el mundo de esta información, esa era una ventaja comparativa que tiene Chile que la pusimos con mucha fuerza como elemento a la gente de Amazon para que instale su gran centro de procesamiento de datos en Chile.
-¿Ha tenido alguna información al respecto?
-Hace muy poco Google, que se instaló aquí, amplió sus instalaciones en forma significativa y (sonríe y pausa unos segundos) espero que muy próximamente se instale Amazon.

Fuente: Diario Financiero

Galería de Imágenes