Número de adultos mayores que trabaja sube 89% en 7 años y llega a 1,3 millones

Publicado el 14 de febrero de 2018
Fuente: Pulso

Entre 2010 y 2017 la presencia de mayores de 60 años pasó de 699.405 a 1.322.151 personas. Actualmente, representan el 15% de total de los ocupados.

Las cifras del Censo 2017 parecen mostrar una situación que avanza cada día a un ritmo más vertiginoso. En 2002, un 8,1% de la población tenía 65 años o más, mientras que en la medición del año pasado esa cifra aumentó a 11,4%. Esta es una de las tendencias que refleja que la sociedad chilena está envejeciendo.

En este nuevo escenario demográfico, ¿cómo los adultos mayores se están insertando en el mercado laboral? Las cifras indican que hubo un alza en el número de personas ocupadas de este segmento etáreo, pasando desde 699.405 en 2010 a 1.322.151, registrando un aumento de 89%. Con esto, representaron el 15% del total de los ocupados, lo que si bien es bajo, significó un aumento desde el 10% de 2010.

En el desglose de la cifra de ocupados para el trimestre móvil octubre-diciembre de 2017, el sector que predomina es el comercio, donde según cifras de Clapes UC, el 17,8% de los trabajadores adultos mayores se desempeña en ese rubro, es decir, 235.393 personas de tercera edad ejercieron una labor en esa área en el trimestre octubre-diciembre de 2017.

El académico de la Universidad de Chile, Jaime Ruiz-Tagle, explica que se debe a "la forma que atienden a los clientes, lo que puede ser un atributo interesante de los mayores".

Según detallan desde Clapes UC, el comercio es seguido por la agricultura, con un 12,89% y en tercer lugar, los trabajos ligados al área de industria manufacturera que representan un 10,74% de los empleados de tercera edad.

En este escenario, en el último trimestre del año pasado los trabajadores entre 60 a 64 años aumentaron 6% en relación al mismo período de 2016.

Si se analiza por género, las mujeres de 60 años y más tuvieron un alza de 12%, mientras que los hombres un 3%. No obstante, en las últimas cifras de empleo del INE, se vio que la brecha entre géneros se mantiene, pues las trabajadoras sólo representan el 33% del total de ocupados de dicho grupo etáreo.

Perspectivas

Los expertos analizan el desafío del mercado laboral chileno para captar una masa de trabajadores que envejece.

Ante esta situación, el economista de Clapes-UC, Juan Bravo, advierte que el proceso de envejecimiento está ocurriendo a un ritmo muy acelerado, por lo que proyecta que de aquí a dos décadas el país tendrá una estructura envejecida. "Hoy por cada un adulto mayor, tenemos seis trabajadores activos. En 2050, por cada persona mayor habrá sólo 2", expresó. Según el Servicio Nacional del Adulto Mayor (Senama), una de cada cuatro personas será adulto mayor para 2050. Ante este escenario, ¿Chile está preparado para este panorama? Al parecer no. Según la cuarta encuesta nacional de inclusión y exclusión social, realizada en 2015, 47% consideró que el país está "nada" capacitado para responder al cambio de su estructura de edades.

Una de las problemáticas que surge en ese contexto es que el mercado laboral "cierra las puertas para ese segmento. Ahí tenemos un problema, que genera esta situación de retiro involuntario, porque sencillamente el mercado no los admite", asegura el investigador de Clapes. En esa línea, David Allendes, fundador del servicio de trabajos para mayores de 50 años, ServiSenior, explica que además "la gente de esa edad empieza a quedar sin trabajo y le cuesta mucho volver a reinsertarse laboralmente".

Por otra parte, Jaime Ruiz-Tagle ahondó en que la labor independiente cada día toma mayor relevancia entre las personas de tercera edad, dado que ese tipo de trabajo permite generar ingresos sin la dependencia de un empleador. "En la actividad independiente es donde más vamos a ver a los adultos mayores en los próximos años, porque les acomoda bastante la flexibilidad", afirmó el experto de la U. de Chile.

Políticas públicas

Un punto en el que hay consenso es en la necesidad de generar medidas para fomentar la actividad laboral entre las personas de tercera edad. Juan Bravo explica que todavía hay temas que no se han abordado, como es el caso del proyecto de ley de "teletrabajo, que está durmiendo en el Congreso desde 2011. Ese es un factor bien relevante para el segmento del adulto mayor, porque esa ley lo que busca es regular el trabajo a distancia, el trabajo remoto".

Asimismo, el experto de Clapes UC asegura que el fomento a la flexibilidad laboral es importante, dado que muchos trabajadores de tercera edad quieren seguir trabajando, pero a "un ritmo que les acomode, con horarios flexibles, sin tener que cumplir con jornadas largas, y desde su propia casa".

Director del Senama, Rubén Valenzuela: "Se requiere mayor oferta para incluir a personas mayores en el mercado laboral"

El Censo 2017 reveló que la población de 65 años o más aumentó a 11,4%, ¿cómo se está preparando Chile para el envejecimiento de la población?

-Se han estado realizando una serie de acciones que tienden a poder actualizar políticas públicas dirigidas a las personas mayores. Sin embargo, aún hay una brecha significativa, en relación a lo que actualmente está presente, es decir, con una población que ha ido envejeciendo de forma acelerada. En ese sentido, también se requiere una mayor oferta para incluir a personas mayores en el mercado laboral, con ofertas de trabajo que pueden ser atractivas para lograr retenerlos dentro del ámbito del trabajo.

Con respecto al ámbito laboral, ¿cómo está el mercado para el adulto mayor?

-Nuestra población ha ido envejeciendo en forma acelerada y las propias empresas van a requerir mantener personas mayores. Eso es fundamental, porque hoy en día hemos visto un crecimiento más bien por demanda espontánea. El sector público debería capacitar a los adultos mayores en el uso de las nuevas tecnologías para que puedan mantenerse activos y vigentes, y así puedan estar en el mercado laboral por más años.

En cuanto a los adultos mayores que trabajan, ¿cuál es la motivación que tienen para seguir en el mercado laboral?

-Hay dos factores. Por un lado, las bajas pensiones hacen que las personas quieran seguir trabajando, pero por otro lado, sigue siendo atractivo para los mayores mantenerse ocupados, vigentes, actualizados. Hay muchas personas mayores que evalúan estar en el mercado no sólo por un tema económico, sino que para sentirse activos.

De acuerdo a las próximas políticas públicas, ¿dónde debe estar el énfasis para mejorar las condiciones de trabajo?

-Debe haber una mayor profundidad en áreas que permitan que las personas mayores puedan seguir trabajando. Por ejemplo, se requiere ver el tema de flexibilidad laboral, con horarios más acordes a los tiempos que las personas mayores puedan tener. Eso facilitaría que muchas personas tomen esa posibilidad de volver a trabajar.

¿Cómo se disminuye la brecha de género entre los trabajadores adultos mayores?

-Hay una cantidad mayor de hombres que han estado trabajando y las mujeres, por lo general, han sido las que se han quedado cuidando en el hogar o algún familiar enfermo. Se requieren políticas para que las mujeres que han tenido que enfrentar este tipo de situaciones puedan tener esa facilidad para volver a trabajar.

De acuerdo al debate que se ha generado en materia previsional, ¿es viable generar cambios a la edad legal de jubilación?

-Con la actual legislación es una decisión de cada cual la edad de jubilación, por lo que se tienen que mirar desde esa perspectiva. Hoy hay determinadas reglas y los datos indican que mientras más permanecen en el mercado laboral, tanto las mujeres como los hombres, mejoran las pensiones. Es una discusión que está pendiente.

Peso de los jóvenes en total de la población seguirá disminuyendo

Los jóvenes entre 15 a 29 años representan el 25% del total de la población de la Región Metropolitana (RM) a 2015 y según proyecciones del Instituto Nacional de Estadísticas (INE) este grupo etario seguirá disminuyendo hasta llegar a 21,1% de la población en 2020.

Asimismo, los jóvenes de la RM presentan una tasa de participación laboral de 47,7%, menor que el resto de la población de 30 años o más, que alcanza el 64%.

Es en este contexto que el Observatorio Laboral Metropilitano realizó un estudio que arrojó que los jóvenes que participan del mercado laboral y estudian, han experimentado el mayor aumento en el período, triplicando su proporción respecto al año 2000. Así, en 2015 superaron las 230 mil personas y representaron el 13% del total de jóvenes de la región.

Por otra parte, los jóvenes que no estudian ni trabajan (ni-ni) representaron el 11% del total, donde el 42% perteneció al quintil de menores ingresos, y la cifra asciendió hasta 87% si se considera el 60% de la población con menores ingresos.

El estudio que se elaboró conforme las últimas cifras de la encuesta Casen, la ESI (Encuesta Suplementaria de Ingresos) y la ENE (Encuesta Nacional de Empleo), además indicó que los jóvenes que sólo participan, es decir, que están trabajando o buscando empleo, concentraron el mayor número de jóvenes en el período analizado (2000-2015), representando el 41% del total a 2015, más de 740 mil jóvenes.

Fuente: Pulso

Galería de Imágenes

Categorías asociadas

La Seguridad Social en Chile: Pensiones - Empleabilidad

Sala de prensa: Seguridad Social en los medios