logo Ciedess

Ciedess en Pauta: La criticada propuesta de Revolución Democrática en pensiones

En Ciedess estiman que la fórmula se basa en un sistema financieramente insostenible, que a futuro exigiría cotizar por 50% del sueldo. También hay críticas desde el Gobierno.

Fuente: Pauta.clPublicado el 26 de diciembre de 2019.

En medio del debate de la Reforma Previsional, y antes del estallido social, desde Revolución Democrática (RD) plantearon una propuesta alternativa a la del Gobierno para subir las pensiones que implica distribuir de manera distinta el ahorro de 10% para AFP, el 4% adicional y los fondos que incluye el proyecto del Ejecutivo.

"Con la misma plata", como denominaron a la fórmula, entregaría una pensión universal que gradualmente equivaldría al sueldo mínimo (hoy en $301 mil mensuales), con una tasa de reemplazo definida (pensión como porcentaje del último sueldo) y una jubilación máxima para los sueldos más altos. Los parlamentarios de RD y especialmente su principal impulsor, el diputado Giorgio Jackson, comenzaron a difundir a comienzos de octubre sus postulados, que siguen vigentes según aseguraron desde su equipo de prensa.

En medio del debate de la Reforma Previsional, y antes del estallido social, desde Revolución Democrática (RD) plantearon una propuesta alternativa a la del Gobierno para subir las pensiones que implica distribuir de manera distinta el ahorro de 10% para AFP, el 4% adicional y los fondos que incluye el proyecto del Ejecutivo.

"Con la misma plata", como denominaron a la fórmula, entregaría una pensión universal que gradualmente equivaldría al sueldo mínimo (hoy en $301 mil mensuales), con una tasa de reemplazo definida (pensión como porcentaje del último sueldo) y una jubilación máxima para los sueldos más altos. Los parlamentarios de RD y especialmente su principal impulsor, el diputado Giorgio Jackson, comenzaron a difundir a comienzos de octubre sus postulados, que siguen vigentes según aseguraron desde su equipo de prensa.

Según los consultados, el documento presentado por RD no detalla la metodología empleada para construir los supuestos y tampoco aspectos básicos de la operación del sistema, pero en líneas generales estiman que para hacerla viable requeriría expropiar los fondos previsionales existentes en las AFP y las compañías de seguros, usar íntegramente el Fondo de Reserva de Pensiones e incluso elevar la cotización de manera sistemática llegando a 50% de la remuneración. Pero incluso con todo ello, en el mediano plazo se produciría un insalvable déficit fiscal.
Vacíos de la propuesta

La Subsecretaría de Previsión Social analizó en detalle la propuesta de No+AFP, que es la base de la fórmula de RD. Desde el organismo explican que en este último planteamiento se elevan los beneficios y tasas de rentabilidad, pero sin que se realicen ajustes en el resto de los factores macro como crecimiento del PIB o remuneraciones, entre otros. Así, dicen, la propuesta "no es lo suficientemente consistente, porque los ajustes no son coherentes entre ellos".

En la misma línea, desde la entidad de Gobierno detectan un error en el financiamiento. En la reforma en discusión se redestinan recursos que hoy van al antiguo sistema de pensiones (que se abarata ya que sus pensionados van disminuyendo en el tiempo) a financiar los nuevos beneficios. Pero en la propuesta de RD el gasto fiscal del sistema antiguo se mantiene y así la fórmula es más cara que la del Ejecutivo.

También advierten que al incluir en el financiamiento la cotización del seguro de invalidez y sobrevivencia y las comisiones pagadas a las AFP "no es claro cómo se financiarán las pensiones de invalidez", por una parte; mientras que por la otra se suponen costos de administración cero, "lo que incluso en un sistema público es imposible". Tampoco se detalla el mecanismo de recaudación y de administración, ni los costos asociados.

Déficit crónico

Desde Ciedess también evaluaron los alcances demográficos y financieros de la propuesta, pero advirtieron que la carencia de una metodología obliga a incluir otros supuestos, "los cuales inciden y determinan un resultado distinto al presentado por RD".

Una primera área de análisis apunta al número de cotizantes y pensionados involucrados en el sistema de reparto propuesto, considerando el proyectado envejecimiento de la población. Usando las estimaciones de Celade, INE y de la Superintedencia de Pensiones, Ciedess calcula que el total de cotizantes crecerá hasta 2033, para luego comenzar una caída sostenida hasta 2100, el último año proyectado. A partir de 2044, la población pasiva (pensionados) supera al contingente de trabajadores, situación que no se revierte hacia adelante.

En cuanto a la solvencia financiera de la propuesta, se calcula el balance neto entre los aportes (de trabajadores, empleadores y Estado) y los gastos totales que involucran las pensiones del sistema de AFP y financiadas por el Estado, además de las de invalidez y sobrevivencia. En este escenario, "el balance neto alcanzaría un déficit en el quinto año de funcionamiento del nuevo sistema", señalan desde el centro de estudios.

Agregan que la tasa de cotización de equilibrio para cada año, que equipara los ingresos por cotizaciones y los gastos totales, "comienza con 5,8% en 2021, aumenta fuertemente a 19,4% en 2024 y mantiene esa tendencia alcista hasta llegar en torno al 54,6% de la renta imponible en 2078".

Ya que la propuesta de RD no es sostenible financieramente en el corto plazo, en Ciedess simulan el caso en que se recurra a la expropiación de los recursos del sistema de capitalización (en las AFP y compañías de seguro), además de usar el Fondo de Reserva de Pensiones. En este caso, explican, los cálculos indican que la fuente de financiamiento de los beneficios se vuelve deficitaria desde 2038 para el caso de las pensiones promedio que entregaría el sistema y que el déficit ascendería al 177,8% del PIB en el año 2100.

Fuente: Pauta

Galería de Imágenes

Categorías asociadas

La Seguridad Social en Chile: Pensiones

Sala de prensa: Ciedess en los medios