Pensiones

Ignacio Álvarez y Bernardita Piedrabuena: La dupla detrás de la nueva AFP

Publicado el 23 de octubre de 2018
Fuente: Diario Financiero

El viernes pasado la Super de Pensiones les dio el visto bueno para iniciar los trámites de constitución legal como sociedad anónima de una nueva administradora de fondos de pensiones.


En su vida profesional, ambos siempre han estado ligados al mundo financiero pero desde distintos lugares. Ahora la industria previsional los unirá.
Por un lado está Ignacio Álvarez, socio mayoritario de la nueva administradora AFP UNO. Por el otro, Bernardita Piedrabuena, quien será parte del directorio en calidad de directora autónoma.
El exgerente general de AFP Cuprum se desempeñó en ese cargo desde 2009 hasta mayo de 2015, y estuvo vinculado a la administradora desde 2003, cuando ingresó como portafolio manager a la administradora, en ese entonces propiedad del grupo Penta.
Cuando la AFP fue vendida a Principal Financial Group, Álvarez se mantuvo en la gerencia general por casi dos años más. En 2015 muchos vincularon su salida con el caso Penta, sin embargo, sus cercanos descartan esa opción. El plan del ejecutivo era seguir vinculado al mercado financiero, sólo que en cargos de perfil más bajo.
Las vueltas de la vida y los negocios hoy lo llevan de regreso a la primera línea, en un minuto clave para el sector: en la previa de una reforma de pensiones.

Su regreso es de la mano de su familia, su señora Isabel Margarita Said –hija de José Said- y sus hermanos José Manuel y Juan Antonio, a través de la sociedad Tanza SpA, creada en mayo de este año y en la cual Álvarez figura con el 55% de la propiedad. Su señora es la segunda mayor accionista con un 10%.

A Álvarez sus cercanos en el ámbito laboral lo definen como de carácter fuerte y directo. Muestra de ello es el rol que jugó al mando de Cuprum frente a conflictos vividos por las AFP como accionistas minoritarios tanto en el caso cascada como en el polémico aumento de capital de Enersis en 2012.

Ignacio Álvarez además tiene en su currículum un Master of Science en Finanzas del London Business School.

Desde su salida de Cuprum ha seguido vinculado al sector como miembro del directorio de Prima AFP, administradora que opera en Perú y que es controlada por Credicorp, grupo del cual también fue director, hasta septiembre pasado según su perfil de Linkedin.

Desde Cuprum un alto ejecutivo señala que Álvarez tiene una tremenda fortaleza en toda la parte financiera y de inversiones. “Además conoce muy bien la normativa que es compleja”, destaca. Sobre sus debilidades, señala que a veces le cuesta considerar opiniones distintas a las de él.

La excoordinadora de Mercados de Capitales y Finanzas Internacionales del Ministerio de Hacienda, durante el gobierno de Michelle Bachelet, participó activamente en el diseño de la fallida reforma previsional del Ejecutivo. Luego, en junio del año pasado aterrizó como economista principal de la consultora Zahler y Co.

Al igual que Álvarez, es ingeniera comercial de la Universidad Católica, además doctora en Economía de la Universidad de Chile. Piedrabuena ha desarrollado adicionalmente una labor académica y de consultorías, participando en distintas publicaciones.

Quienes han trabajado con ella la describen como muy detallista y comprometida. “Bernardita es excepcionalmente buena economista, muy detallista y trabajadora. Además, muy buena persona en su trato. Fue un agrado trabajar con ella”, manifiesta el exministro de Economía, Jorge Rodríguez Rossi.

El profesor de la Escuela de Gobierno UC y exministro de Hacienda, Rodrigo Valdés, la califica como una economista muy seria, dedicada y de gran compromiso. “Junto al equipo legislativo, manejó muy bien en Hacienda temas de alta complejidad como la ley que creó la CMF y la Ley de Bancos”, destaca.

En julio, Ignacio Álvarez y Bernardita Piedrabuena se reunieron en dos oportunidades con el regulador, instancias en las que buscaban lo que consiguieron el viernes recién pasado: el certificado provisional de autorización para iniciar los trámites de constitución legal como sociedad anónima de una nueva administradora de fondos de pensiones.

Fuente: Diario Financiero