Reforma Previsional que anunciará el gobierno contempla estar en régimen en cuatro años

Publicado el 19 de octubre de 2018
Fuente: Pulso La Tercera

El 29 o 30 de octubre el presidente Sebastián Piñera anunciará en cadena nacional los pilares de la reforma previsional . El 5 de noviembre el proyecto ingresaría al Congreso.

La última semana de octubre. Ese es el plazo que se impuso el gobierno para anunciar los lineamientos del Proyecto de Reforma Previsional. De esta forma, se espera que el 29 o 30 de octubre el Presidente Sebastián Piñera anuncie en cadena nacional los principales lineamientos de la reforma. Como se trata de una semana distrital, el proyecto ingresaría al Congreso el 5 de noviembre.

El proyecto contempla cuatro puntos clave: aumento de la tasa de cotización de 4% con cargo al empleador, el fortalecimiento del apoyo a mujeres y clase media, el favorecer la extensión de la vida laboral y el fortalecimiento del pilar solidario.

En lo que respecta a la regulación de la industria, también se contemplan algunos elementos como introducción de competencia, modificaciones al sistema de comisiones, introducción de mayor transparencia y fiscalización del sistema

Se trata de una reforma costosa, por lo cual su financiamiento incluye aporte directo de las arcas del fisco, así como un sistema de seguros.

La implementación será progresiva, pero el gobierno espera que esté en régimen en cuatro años. Asimismo, dado que es un tema urgente, habrá incentivos que comenzarán a operar inmediatamente para garantizar que no se genere un vacío entre quienes están por jubilarse y los que lo hagan cuando la reforma esté en régimen. Fuentes del gobierno señalan que primero se implementará en los sectores más postergados.

Asimismo, se estima que el año 2020 (cuando sean las próximas elecciones presidenciales) gran parte de los aportes a estos sectores estén aplicados.

¿Quién administrará el 4%?

Uno de los pilares de esta reforma es el aumento de un 4% de la cotización con cargo al empleador. La gran pregunta es quién administrará ese 4%.

Aseguran fuentes de gobierno que el foco estará puesto en el ingreso de nuevos actores, de nueva competencia. Lo que se busca es que grandes operadores como administradores globales de activos, compañías de seguros y administradoras de fondos ingresen al mercado con una oferta atractiva y que no sólo permita competir con las AFPs, sino que además entregar un sistema de comisiones competitivo.

Además, la idea es que estos nuevos actores compitan bajo las mismas reglas del juego (deberá ser fiscalizado como el Ahorro Previsional Obligatorio) en términos de exigencia de solvencia, por lo cual también tendrían que considerar un encaje (recursos congelados como garantías) respecto a los fondos administrados.

Hasta ahora, las AFPs están fuera de la administración de este 4% en forma directa, pero sí podrían hacerlo sus matrices (compañías de seguro), es decir podrán participar en esta administración sus accionistas pero bajo otra sociedad.

Según fuentes del gobierno, la idea es que los cotizantes puedan elegir quien les administre ese 4% en una amplia gama de players, sin incurrir en costos mayores a los actuales. Ahí la clave estaría en los cambios que se introducirían a las comisiones.

Bonos para mujeres y clase media

En el gobierno la palabra bono incomoda, por tanto, el mensaje que se quiere dar es que habrá incentivos y bonificaciones especiales para la clase media y la mujer, lo cual vendrá fundamentalmente de fondos fiscales.

Para acceder a estos beneficios tanto los jubilados de clase media, como las mujeres, deberán tener un mínimo de años aportando al sistema. ¿Cuánto tiempo?, ese es uno de los temas que se están puliendo.

Además en esta reforma se crean un conjunto de instrumentos específicos de apoyo para aumentar las pensiones de este grupo, como incentivos para postergar la edad de jubilación. Eso será voluntario, pero quienes lo hagan tendrán un suplemento a las pensiones.

En este punto es clave el “Plan Adulto Mejor” liderado por la primera dama, Cecilia Morel, ya que en él se incluirán dos temas claves que se enlazan con la reforma de pensiones: creación de un subsidio de contratación de los adultos mayores y una modificación al sistema de capacitación que permita a este grupo, que hoy no puede, acceder a los planes de capacitación.

Asimismo, se contempla la puesta en marcha de un seguro de dependencia cuyo costo estaría dividido entre el trabajador y el empleador, que beneficiará a quienes requieran la ayuda de terceros.

Pilar Solidario

El gobierno tiene claro que necesita incorporar el tema “solidario” en la reforma de pensiones. Es por ello que tiene considerado aumentar en torno a un 42% los recursos que aporta el fisco al Pilar Solidario. Hoy la contribución asciende a un 0,8% del PIB, por lo cual con la reforma llegaría a 1,2% del PIB.
Esto permitirá aumentar la Pensión Básica y Aporte Previsional Solidario, pero también extender este aporte a la clase media.

Fuente: Pulso-La Tercera

Galería de Imágenes