Salud

Pacientes de hospitales promedian hasta tres años en lista de espera para acceder a una cirugía

Publicado el 31 de agosto de 2018
Fuente: El Mercurio

Según cifras del Ministerio de Salud, hay 248 mil personas que aguardan por una atención quirúrgica no incluida en el AUGE y lo hacen, en promedio, 491 días.

Desde ayer, el Ministerio de Salud habilitó una sección especial en su sitio web para que cualquier ciudadano revise las listas de espera que cada recinto hospitalario registra para las atenciones quirúrgicas. Esto permite conocer el número de pacientes que tienen una cirugía pendiente en cada hospital y el promedio de días que deben aguardar para ser atendidos.

Según las cifras publicadas, 248 mil personas esperan hoy por una atención quirúrgica no incluida en el AUGE. Estas deben aguardar un promedio de 491 días, es decir, alrededor de un año y cuatro meses.

El caso extremo se da en el Hospital Padre Alberto Hurtado, de San Ramón, donde una persona espera 1.023 días para acceder a una cirugía. Es decir, casi tres años. No obstante, es el Hospital de Temuco el que tiene la mayor lista de espera: los 16.810 inscritos aguardan, en promedio, 525 jornadas por alguna prestación.

Los contrastes

Si se analiza la situación particular de los recintos que concentran el 95% de la lista, las diferencias en los tiempos para una operación son más del triple en algunos casos.

Por ejemplo, en el San Juan de Dios de Curicó, los 6.067 pacientes que están en la nómina deben aguardar, en promedio, 336 días para ser atendidos. En tanto, en el San José de Independencia, los 5.855 con una atención pendiente esperan, en promedio, dos años y dos meses.

En ese mismo recinto, un paciente debe esperar 1.215 días por una atención dermatológica y 1.213 para una cirugía plástica reparadora. Es decir, más de tres años. En Curicó, en cambio, son 320 días en el caso de dermatología y 315 para cirugías plásticas reparadoras.

Juan Luis Castro, presidente de la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados, asegura que las cifras "hablan de que hay recintos que no están bien gestionados y tienen tiempos de espera absolutamente exagerados respecto de los promedios del país, que ya son muy altos".

Por su parte, Héctor Sánchez, director del Instituto de Salud Pública de la U. Andrés Bello, asegura que el hecho de que un paciente espere más de un año para una cirugía no invalidante no es tan grave. Sin embargo, advierte que "eso no puede suceder en operaciones de gravedad, como en los casos de cáncer de próstata o males cardíacos".

Ese es el caso del Hospital Regional de Rancagua. Luce una lista acumulada de 6.956 personas, que en promedio esperan dos años por una operación. De necesitar una cirugía cardíaca, un paciente debe soportar más de tres años y seis meses para ser atendido.

El ministro de Salud, Emilio Santelices, señala que "siempre van a existir enfermos en espera, porque es un flujo constante". Agrega que "lo importante ahora es trabajar en la lógica de cuánto tiempo esperan las personas".

Para eso, una vez que el proyecto del "hospital digital" -que unificará los datos de todos los hospitales en una nube de almacenamiento- esté en funcionamiento, el ministerio espera establecer tiempos máximos según la gravedad de la patología.

"Es distinto esperar dos años para operarme de várices que para operarme del corazón", dice Santelices.

Sánchez asegura que las grandes diferencias en los tiempos de espera de los pacientes se deben a un desequilibrio entre la demanda y oferta de especialistas. A esto se suma la mala gestión que algunos hospitales realizan con los recursos.

Agrega que no basta con transparentar las cifras de las listas de espera, sino que es necesario intervenir los hospitales con malos resultados.

Extremos
Los tiempos de espera tienen diferencias de hasta siete veces entre algunos recintos.
Fuente: El Mercurio