Fondo de sala cuna universal será financiado en un 60% por grandes empresas

Publicado el 13 de agosto de 2018
Fuente: El Mercurio

Se estima que las grandes firmas aportarán US$ 210,8 millones cuando la reforma esté en régimen, con la cotización adicional de 0,4%. Las pymes financiarán un 28% del fondo solidario.

La fórmula de financiamiento del proyecto de ley del Gobierno sobre sala cuna universal, que propone una cotización previsional adicional de cargo del empleador de entre 0,1% y 0,4% de los salarios -para crear un fondo solidario-, abrió el debate respecto del impacto de la medida.

La Confederación de la Producción y del Comercio (CPC), si bien apoyó el anuncio de la ampliación del beneficio, advirtió que "al quedar a cargo del empleador a través de la cotización previsional, constituye un impuesto al trabajo". La multigremial, en esa misma línea, alertó que "será más caro contratar personas, principalmente en las pequeñas empresas".

Un informe de Hermann Consultores simuló los costos financieros que implicará la sala cuna universal para el sector corporativo, desestimando una mayor carga en las firmas de menor tamaño y afirmando que no es evidente que la propuesta sea un impuesto al trabajo.

De acuerdo a la información de salarios brutos obtenida de las bases de datos del Servicio de Impuestos Internos (SII), el estudio procedió a realizar la estimación sobre cuánto corresponde el costo adicional del 0,4% de cotización sobre los salarios de los trabajadores por tamaño de empresa en dólares a precios de hoy (ver tabla). Así, se observa que alrededor de US$ 210,8 millones anuales recaerían en las grandes empresas, lo que equivale a un 59,9% del total que se prevé recaudar; seguido por las micro, pequeñas y medianas empresas, con US$ 100 millones, equivalentes a un 28,2% del total. En tanto, US$ 41 millones aportarían las empresas sin información de ventas (11,9% del total).

Según los datos del SII, el salario bruto promedio mensual a precios de hoy es de $890.005 en las firmas sin información de ventas; $636.377 en grandes empresas, y entre $313.828 y $384.390 en las mipymes.

El informe de Hermann Consultores estima que los costos recaerán en las compañías en el corto plazo, por la propia rigidez contractual de las negociaciones colectivas. Pero advierte que estos serán transferidos a los trabajadores en el mediano plazo, a medida que se renueven las negociaciones al interior de las firmas. "Así, la posibilidad de que el mayor costo de cotización del 0,4% sea traspasado por medio de menores salarios dependerá de: la magnitud de la elasticidad de la demanda por trabajo; cuánto es el nivel de competencia en el mercado del producto/servicio, y cuánto es el poder de negociación de los sindicatos. Por ello, no es evidente que la cotización por sala cuna sea un impuesto indirecto sobre el trabajo", dice el economista Jorge Hermann, director de la consultora.

El estudio si bien concluye que las grandes firmas sopesarán el mayor costo adicional de la cotización del 0,4% -porque muestran los mayores salarios promedios según tamaño de empresa-, "es importante estudiar la aplicación gradual de la cotización adicional en el tiempo, en especial en las micro y pequeñas empresas, ya que estas son las más vulnerables frente a cambios regulatorios".

Se recomienda al Ministerio del Trabajo realizar una evaluación de impacto del sistema de salas cuna en las pymes, según lo establece el artículo 5 del Estatuto Pyme.

EFECTO INMEDIATO Hermann Consultores prevé que los costos recaerán en las firmas en el corto plazo, por la rigidez contractual de las negociaciones colectivas.

Fuente: El Mercurio

Galería de Imágenes