Laboral

¿Por qué $%&$ los millennials renuncian antes del año?

Publicado el 20 de julio de 2018
Fuente: El Mercurio

Hay por lo menos cuatro ideas clave que son relevantes entender para responder esta pregunta.

Daniel Halpern Director de Tren Digital UC 

Hay por lo menos cuatro ideas clave que son relevantes entender para responder esta pregunta.

La primera es que hoy las plataformas colaborativas permiten hacerse un muy buen sueldo. Antes, las empresas tenían cautivos a los trabajadores porque no existía la posibilidad de ganar plata sin emplearse. Pero el modelo hoy cambió. Frente al primer problema el joven renuncia, baja la app y al día siguiente se pone a hacer delivery de personas o picking de productos. Logran el mismo sueldo –o mayor- y con más flexibilidad: 20 horas Cornershop, 20 Uber y 10 o 20 más freenlanceando. Por eso, al bajar las barreras de salida, hoy las organizaciones deben dotar de sentido y propósito a sus trabajadores para evitar fugas.

La segunda es que hoy los jóvenes buscan desarrollar competencias, no carreras laborales. Saben que no se contrata por cargo, sino por habilidades. Por eso valoran el aprendizaje continuo y es tan importante el feedback, no la evaluación de desempeño anual. ¿Y sus jefes? Siguen proyectándose con el “No News, Good News”, de cuando SU jefe los llamaba solo para retarlos… Y frente a ello, miran al lado a ver si pueden “crecer” más.

La tercera es simple, pero difícil de reconocer. Hoy gran parte de los beneficios en las empresas más tradicionales están orientados a la familia, como bonos de educación para hijos. Sin embargo, hace unos meses pregunté en un curso cuántos alumnos se veían teniendo hijos antes de los 35, y solo 5 de 40 levantaron la mano. Esto hace que se sienten poco considerados ya que piensan que no se los está considerando en las empresas.

La cuarta es muy compleja, y se basa en inmadurez. Madurar, al menos como yo lo entiendo, es ir cerrando puertas. Cuando un niño tiene 8 años cree que va a ser bombero, guitarrista, astronauta o futbolista. A medida que crece empieza a eliminar opciones, hasta que en verdad se da cuenta lo que en verdad quiere. A algunos le toma más tiempo. Lo mismo que en el amor. Una persona con pareja se supone que debe cerrarle la puerta a todo el resto de la población. Si no lo hace, al mirar al lado se angustia y lo pasa mal. Además termina valorando menos lo que sí tiene. Es importante entender que Internet estimula la cultura de FOBO (Fear of Better Options), lo que los hace creer que siempre el puesto del lado es mejor.

Fuente: El Mercurio