CEP propone seguro universal de salud con subsidio estatal ajustado por riesgo

Publicado el 06 de septiembre de 2017
Fuente: Pulso

Plan sería igual para el sistema privado y para el público, y establecería cobertura total de ciertos servicios. Sobre eso, las isapres podrían diferenciarse en la calidad y red de los prestadores.

Un seguro universal, igual para el sistema privado que para el público, que asegure un piso de servicios que incluya, por lo menos, atención primaria, hospitalaria y emergencias, es lo que proponen en Centro de Estudios Públicos (CEP) como base para una reforma al sistema de salud chileno.

Eso sí, no son los primeros en poner sobre la mesa cambios en la industria.

En octubre se cumplen tres años desde que la Comisión Asesora Presidencial presentara a la Presidenta Bachelet un informe para reformar el sistema de isapres. Pero tras la entrega del documento, poco se supo de avances en la materia y ya desde comienzos de 2015 que el tema dejó de estar en las prioridades del Ejecutivo. En julio de este año, en tanto, fue la propia ministra de Salud, Carmen Castillo, quien descartó que el proyecto viera la luz.

Sin embargo, tanto desde el mundo privado como público han reiterado que urge hacer cambios al sistema.

Para Carolina Velasco, investigadora del CEP, el problema radica en que isapres y Fonasa no conversan, además la regulación existente, que es excesiva, es ineficiente. Asimismo, agrega que otro problema del sistema son los complejos planes de salud privada, haciendo prácticamente imposible su comparación por parte de los afiliados.

Un paso más allá del GES

Actualmente todos los afiliados a isapre y Fonasa tienen garantizada la cobertura para 80 enfermedades que son consideradas entre Las Garantías Explícitas en Salud (GES), con tratamientos específicos. Sin embargo, para los investigadores del CEP es insuficiente, ya que está asociado a enfermedades y no a servicios.

En esa línea, Velasco junto a Francesco Paolucci, director de políticas de Salud de la Escuela de Políticas Públicas y Asuntos Internacionales de la Universidad de Murdoch, Australia, proponen que el seguro universal este asociado a servicios y que sea el piso de todos los futuros planes de salud, donde la diferenciación entre los planes de las isapres puede estar asociado a la calidad del servicio que entregan o la red de prestadores asociados.

"En el plan único los servicios hospitalarios, públicos y privados, están cubiertos completamente, con todos los gastos asociados" comenta Paolucci.

Otro cambio que proponen es la eliminación de la preexistencia, así como la declaración de salud. "Hoy existe en Chile porque los seguros no pueden cobrar lo que quieren, hay una lluvia de regulaciones", comenta Velasco.

En cuanto al cobro, precisan, la intención no es que el Estado establezca las primas, sino que dejar a cada aseguradora en libertad de acción y que dependiendo del nivel de riesgo, exista un subsidio ajustado por riesgo a cada afiliado, el que sería financiado con aportes del Estado y las contribuciones de los afiliados, con lo que se pone término a los excedentes. Eso sí, no se cierran a que se mantenga el 7% de cotización para salud, sino que podría subir o disminuir, dependiendo de los servicios que se incluyan.

Por otra parte, consideran la eliminación del copago y en su reemplazo proponen establecer un deducible variable que no esté asociado al gasto catastrófico como es hoy, sino que opere como un deducible de seguros generales y que a medida que crece es menor la prima pagada. "La idea es evitar que se creen seguros para cubrir el copago", precisa Velasco.

Ante lo anterior, especifican que la propuesta tiende a que los seguros complementarios se restrinjan a aquellos servicios que no son ofrecidos por el plan universal.

Más allá del costo para los afiliados, los investigados detallan que la propuesta no estima los costos asociados al Estado, ya que la definición de qué servicios estarían en el seguro universal es variable.

Eso sí, para Paolucci hay servicios que sí o sí deben estar considerados: "emergencias en cualquier prestador, atención primaria, excluyendo aquellas practicas que no son causa efectivas, la hospitalaria".

Con todo, para Velasco la clave de la efectividad de esta propuesta está en la creación de una institucionalidad adecuada. "Hoy hay crítica respecto a como el GES fue definido. El Ministerio ha estado avanzando en poder generar una agencia que haga evaluación de tecnología sanitaria en salud, pero la idea es avanzar a una agencia técnica independiente. Alguien tiene que mirar los planes, su comportamiento y precio".

Fuente: Pulso

Categorías asociadas

La Seguridad Social en Chile: Salud Común

Sala de prensa: Seguridad Social en los medios