Fonasa pagará 20% menos por cada paciente grave que envíe a las clínicas este año

Publicado el 06 de junio de 2017
Fuente: El Mercurio

Si hasta mayo el sistema público pagaba $5,3 millones por la derivación de paciente, ahora costará $4,3 millones.

A contar del 1 de junio, Fonasa está pagando 20% menos, en promedio, por los pacientes críticos que se derivan desde los hospitales a las clínicas. Ese es uno de los principales cambios que se produjo con la nueva licitación hecha por el seguro público para la compra centralizada de servicios al sector privado.

Así, cuando los hospitales no den abasto -cosa que con frecuencia ocurre en la época invernal, la que está comenzando- podrán enviar a los pacientes graves que no puedan atender a los centros privados que hayan firmado este convenio del seguro público de salud.

En la primera licitación de este tipo -donde se paga por solucionar el problema de salud del paciente y no por el día cama, como ocurría hasta 2015- el precio promedio de los 33 prestadores que se adjudicaron la compra de servicios fue de $5.375.714. Mientras, en el concurso público que estará vigente hasta 2019, Fonasa pudo contratar a 37 prestadores por un precio promedio de $4.352.521. Es decir, se logró un ahorro de poco más de $1 millón.

La directora de Fonasa, Jeanette Vega, detalló que "como en el proceso tuvimos datos (del convenio anterior) fuimos capaces de calcular mejor los costos y, cuando llamamos ahora a licitación, el rango de costo fue más ajustado".

El presidente de Clínicas de Chile, Alfredo Schönherr, afirmó que la baja en los precios se debe al "esfuerzo de los prestadores privados por hacer más eficiente su gestión, lo que les permite llegar cada año con una oferta más atractiva". Con ello, dijo, "se puede ayudar al Estado, tanto a solucionar las necesidades de los pacientes, como a ahorrar recursos".

Pero la diputada independiente Karla Rubilar planteó que "si hoy se lograron estos valores, habrá que ver si durante el último año no se estuvo pagando un sobreprecio de 20%".

En esta nueva licitación, además, se incluyó la compra de prestaciones para embarazos de alto riesgo, pues en el proceso anterior esto no estaba considerado y si nacían niños prematuros los pacientes se trasladaban después del parto, aumentando el peligro para la madre y el niño.

En ella se contrataron los prestadores privados más grandes del país y también otros más pequeños como la Clínica Ensenada, que fue cuestionada el año pasado por ser el recinto que más pacientes recibió desde el sector público. De hecho, esos cuestionamientos dieron origen a una comisión investigadora en la Cámara de Diputados que actualmente está terminando su trabajo.

Eso sí, en cinco regiones no se contrataron prestadores: Arica y Parinacota, Coquimbo, Los Lagos, Los Ríos, y Magallanes.

Los nuevos precios se comenzaron a aplicar justo cuando aumentó la circulación de virus invernales, que es la que genera mayor cantidad de requerimientos de camas críticas. De hecho, la principal razón por la que se envían pacientes a clínicas son los males respiratorios.

Fuente: El Mercurio

Categorías asociadas

La Seguridad Social en Chile: Salud Común

Agente asociado: Fondo Nacional de Salud - FONASA

Sala de prensa: Seguridad Social en los medios