logo Ciedess

Ciedess en La Segunda: El rostro amable y experto que tiene que arreglar las pensiones en Chile

De reconocidas habilidades en el tema previsional, el martes sufrió su primer traspié: mientras negociaba con los DC, le informaron que los ministros del Interior y Hacienda habían resuelto separar el proyecto.

Fuente: La SegundaPublicado el 08 de noviembre de 2019.

El 26 de septiembre de 2018, la entonces subsecretaria de Previsión Social, María José Zaldívar (hoy ministra del Trabajo), afirmaba tajante en revista Capital que quería "aportar más desde lo técnico, no me interesa figurar, porque entiendo que el costo personal y familiar es alto, y lo sentí fuertemente cuando echaron a mi papá de la DC".

Un año y un mes después, el pasado martes 29 de octubre, la "Cote" -como le dicen sus amigos a la hija del fallecido
Adolfo Zaldívar- salió en la portada de LUN como parte del nuevo gabinete que designó Piñera tras el estallido social.
Fue el día después de jurar en el Salón Rojo de La Moneda, acompañada por su marido Stefan Franken, y en contacto telefónico permanente con su mamá Alicia Larraín, que la llamaba orgullosa. "Medio honor salir en portada de un diario", comentó a LUN ese día, con la foto de la portada colgada en su nueva oficina.
Entre los parlamentarios que han trabajado con ella en la comisión de Trabajo, entre exministros que han sido sus jefes y otras autoridades que la conocen, no hay dos opiniones: Zaldívar se destaca por sus habilidades técnicas y humanas. Pero así como en eso brilla, siempre ha estado lejos de la cocina política.
No fue buena la imagen de la nueva ministra reunida con los diputados DC Gabriel Ascencio y Gabriel Silber, tratando de destrabar la negociación previsional, y la entrada de las senadoras Ximena Rincón y Carolina Goic para avisarles que los ministros Gonzalo Blumel (Interior) e Ignacio Briones (Hacienda) ya habían anunciado que se
separaba el proyecto. Allí, según dos fuentes que supieron del tema, se terminó la conversación y no solo los decé quedaron indignados, sino que hay quienes la notaron contrariada.
Un rato después de ese episodio,un dirigente de Chile Vamos la oyó decir «yo jamás me voy a enojar porque Blumel
y Briones alcancen acuerdos. Los acuerdos bienvenidos y hay que sumarse».
"Ella no tiene la llegada que tenía Nicolás Monckeberg con Piñera; le falta acceso al poder, a la real politik", se escuchó comentar a un parlamentario opositor. "Esta es una negociación que trasciende a la ministra; es una negociación que está siendo muy monitoreada por el Presidente; ella se entiende bien con Blumel y se va a entender bien con Briones.
Lo que pasa es que cambió el escenario: los acuerdos hasta antes de la crisis se estaban trabajando exclusiva y excluyentemente con los diputados DC y con Fuad Chahin. Ahora la tributaria se trasladó al Senado y en la previsional el Gobierno incorporó a todos los partidos, ya dejó de ser un acuerdo con la DC. La posición de privilegio que ella podía tener con la DC hoy es menos trascendente", explica un UDI.
La ministra tiene claras sus habilidades y sus falencias. Consultada sobre como pretende suplir su falta de experiencia
política, asegura que "todos tenemos una forma distinta de ejercer el liderazgo. Lo importante es construir equipos y hacer un trabajo colaborativo. Para mí lo importante en este momento es aportar al diálogo con una mirada abierta y dispuesta, no solo a escuchar sino que también a incorporar las visiones de todos".
-En medio de la marginación de la mesa y los diputados DC de la negociación tributaria, que desató la molestia
de Chahin, ¿podría ser usted un puente para acercar posiciones con la DC?
-Yo siempre he tratado de encontrar puntos de encuentro no solo con la DC, sino que con todos los partidos de oposición, y también con los de Gobierno. Los puentes en materia de reforma a las pensiones están, los fuimos creando durante todo este año en el Congreso. Ahora,todos tenemos el deber de seguir avanzando en el acuerdo de las mejores soluciones.
Ha votado DC, Matthei y Piñera

María José tiene la voz dulce y suave, pero quienes la conocen dicen que eso no
la hace ser menos firme en sus convicciones, y que puede llegar a ser dura cuando toma decisiones. Es licenciada en Historia, abogada y magíster en Derecho Público de la UC. Entró a trabajar al Estado en 2005, en el gobierno de Lagos, y en el primero de Bachelet se convirtió en fiscal de la Superintendencia de Seguridad Social.
En el primer gobierno de Piñera fue ratificada como superintendenta; en el segundo período de Bachelet la exministra Javiera Blanco la despidió, luego fue gerenta en Ciedess, de la Cámara Chilena de la Construcción, y en marzo de 2018 llegó a la Subsecretaría de Previsión Social.
Es la mayor del matrimonio de Adolfo Zaldívar con Alicia Larraín, y aunque nunca militó en la DC siempre estuvo
muy cerca de su padre en lo político. En 2003, cuando el "colorín" era presidente de la DC, participó activamente en la corporación Nuevas Generaciones, que reunía a jóvenes profesionales decé. En marzo aseguró a La Segunda que "mi papá se adelantó cuando empezó a hablar de corregir el modelo, tuvo la visión y la claridad de darse cuenta de que si no había correcciones sustanciales, íbamos a tener una situación difícil de manejar. Si estuviera vivo, vería que tenía razón".
Para ella la vida personal (tiene cuatro hijos pequeños, de 13, 10, 8 y 6) es irrenunciable y así lo ha hecho saber. Siendo subsecretaria le dijo a su antecesor Nicolás Monckeberg que quería salir a las 5. No aceptaba invitaciones en la noche, y cuando debía viajar a regiones nunca se quedaba a dormir afuera.
En enero de 2014 vivió una experiencia traumática: su hijo Pedro, entonces de 3 años, cayó en una piscina y estuvo varios minutos bajo el agua. Ella, que había estudiado algo de primeros auxilios, logró reanimarlo junto a otras personas.
De amistades y preferencias políticas transversales, ha dicho que "soy de centro. Vengo de un mundo mucho más DC e igual tengo muchos amigos de derecha… Voté por Evelyn Matthei, ha sido la mejor jefa que he tenido, y voté por Piñera, y eso no quiere decir que sea de derecha. Yo voto por quien me parece. En la primera vuelta voté por Carola Goic".
Ahora muchos apuestan a ella como un rostro amable y experto para lograr un acuerdo en las pensiones, una de las principales demandas de la calle estos días. Incluso algunos dicen que ser mujer y joven (44) le da otra impronta al cargo.
El exministro Nicolás Monckeberg rompe su autoimpuesto silencio para valorar a la nueva autoridad. "María José es
una muy buena ministra, tiene formación técnica, tiene todas las competencias y capacidades.
Nosotros trabajamos absolutamente coordinados. Sacamos adelante un proyecto fundamental como fue incorporar
a los trabajadores independientes en la seguridad social, algo que ningún gobierno se había atrevido a hacer. Y todos
los avances que conseguí en la reforma de pensiones los hicimos mano a mano. En todo lo que yo pueda ayudar en que la reforma sea exitosa, ella sabe que tiene
todo mi respaldo".
"Sabe escuchar en un tema donde la ideología suele ganar"
En la mesa DC, tras el episodio del martes, sienten que el Gobierno le quitó el piso a la ministra, pues aparecieron decidiendo los jefes de Interior y de Hacienda. Desde la Cámara y el Senado, en todo caso, los decés se muestran optimistas. "Ella tiene mucha capacidad de diálogo, sabe de pensiones, y eso es muy importante. Sabe escuchar en un tema donde la ideología muchas veces le gana a lo técnico", dice el diputado Gabriel Silber. Recuerda que cuando a María José Zaldívar le tocaba reemplazar a Monckeberg en la comisión de Trabajo, "ella le daba un contexto distinto a la sesión, por el solo cambio de tono. Podía defender con igual vehemencia con que lo hacía Monckeberg, pero generaba otro contexto".
La senadora Carolina Goic, muy cercana a la nueva ministra (Zaldívar trabajó en su campaña presidencial en 2017), dice que valora de ella "su expertise técnica, es una mujer súper dialogante que tiene la validez de que, más que estar en la política dura, trabaja desde lo técnico".
Sobre el hecho de que Blumel y Briones anunciaron en su ausencia que se divide el proyecto, Goic dice: "Espero que lo vivido esta semana sea un aprendizaje para que los ministros del Interior y de Hacienda entiendan que necesitan a la ministra encabezando las negociaciones. Lo importante es que ella tenga el respaldo político para hacer bien su trabajo".
El diputado UDI Patricio Melero cree que "es una persona muy calificada y respetada por la oposición. Tiene una enorme capacidad de escuchar y de expresar con empatía las cosas más complejas, y echar abajo muchos de los mitos que se han dado en la reforma previsional… Fue un aporte muy importante para Monckeberg, y no genera anticuerpos".

Fuente: La Segunda

Galería de Imágenes

Categorías asociadas

La Seguridad Social en Chile: Pensiones - Empleabilidad

Sala de prensa: Ciedess en los medios