María Cecilia Cifuentes y reforma previsional: el 4% no debiera ser de cargo del empleador

Publicado el 07 de enero de 2019
Fuente: Diario Financiero

Esta semana la Sala del Senado votará por la aprobación de su nombramiento como integrante del Consejo Previsional.

Hace tres semanas, el presidente Sebastián Piñera propuso como nueva integrante del Consejo Consultivo Previsional (CCP) a María Cecilia Cifuentes, además de renovar por un período más a Andras Uthoff Botka, ambos por seis años.

El miércoles pasado, la Comisión del Trabajo del Senado ratificó por unanimidad su nombramiento, por lo que esta semana se realizará la votación en la Sala de la Cámara Alta.

De cara a este nuevo rol, la actual directora ejecutiva del Centro de Estudios Financieros en ESE Business School Chile, se refiere a la reforma previsional en entrevista con DF.

-¿Cómo ve la reforma en general?

-Lo primero que habría que señalar, y más allá de este rol de Consejera del CCP, es que esta reforma es muy necesaria, y no sólo es urgente, sino que muchos de los cambios deberían haber sido parte de la reforma de 2008. Entre estos, el aumento en la tasa de cotización y los incentivos a postergar la jubilación me parecen los más importantes desde una perspectiva de mediano plazo. En el corto plazo, parece necesario aumentar el aporte fiscal para mejorar las pensiones más bajas.

-¿Qué es lo que más le preocupa y destaca?

-Destaco que es una reforma integral, en el sentido que abarca distintos aspectos del sistema de pensiones, que deben complementarse. Un ejemplo claro de esto es que si sólo mejoramos el pilar solidario, sin aumentar el ahorro individual, se generan incentivos evidentes a la informalidad, lo que a la larga termina por agravar el problema. Dentro de los aspectos a revisar con más detalle, mencionaría lo relativo al 4% adicional de ahorro. Primero, soy de la opinión, muy minoritaria, que debería ser descontado del sueldo imponible, y no ser de cargo del empleador. Esto para evitar el componente de impuesto al trabajo, y también como un mecanismo que aporta a la educación previsional. El fondo de pensiones es ahorro de propiedad del trabajador, y es importante que sea percibido de esa forma. Adicionalmente, el que sea de cargo del empleador tiene un costo fiscal muy significativo. Por otra parte, pienso que frente al serio déficit en materia de educación financiera, el destino de ese 4% complejiza el proceso de toma de decisiones de los trabajadores. Habría que estudiar otros mecanismos para introducir mayor competencia. Estos problemas se producen fundamentalmente por el grave problema de desinformación que existe, y por lo tanto, agregar complejidad puede ser perjudicial.

-¿Qué opina de las observaciones que realizó el CCP a la reforma? Por ejemplo, que el seguro de longevidad incentivaría la informalidad.

-Las políticas sociales tienen en general el problema que pueden generar desincentivos al trabajo formal. Por definición, si el Estado es muy generoso en asegurar pensiones, la otra cara de la medalla será que habrá menores incentivos al ahorro individual, por ende, mayores incentivos a la informalidad. Es efectivo, entonces, que algunos aspectos de la reforma incentivan esa informalidad, y por eso es importante que se hagan conjuntamente con otras medidas que fomenten el ahorro obligatorio y voluntario. Mi opinión personal, y fuera de mi rol como Consejera, es que el fortalecimiento del pilar de ahorro voluntario fue modesto.

-¿Qué opina de la multa que cursó la Superintendencia de Pensiones a ProVida por las malas prácticas de sus vendedores?

-Esas malas prácticas se producen por el desconocimiento de los trabajadores sobre nuestro sistema de pensiones. Creo prioritario avanzar en educación previsional, sin eslóganes, y por supuesto que comportamientos no permitidos por la legislación deben ser sancionados. A veces este tipo de acciones de vendedores son desconocidos por las administradoras, sin embargo, es importante tener una buena estructura de incentivos, que no fomente de ninguna forma estas malas prácticas. En este sentido, habrá que tener cuidado si se llegan a aprobar los acuerdos entre administradoras y grupos de trabajadores, para que no vayan a prestarse a estas situaciones.

Fuente: Diario Financiero

Galería de Imágenes