Firmas falsas y suplantación de identidad: cursan multa récord a Provida por prácticas de agentes

Publicado el 28 de diciembre de 2018
Fuente: Pulso-La Tercera

Regulador acusa que algunos ejecutivos se negaron a ser fiscalizados y abandonaron las oficinas que eran revisadas. AFP reconoció irregularidades, pero cree que multa de 5.000 UF es desproporcionada.

Una sanción histórica fue la que cursó la Superintendencia de Pensiones a AFP Provida, acusándola de malas prácticas de sus agentes de ventas. En total son 5.000 UF ($138 millones) los que deberá pagar la administradora, por lo que se convierte en la mayor multa impuesta por el regulador.

Las infracciones, ocurridas entre 2014 y 2017, fueron detectaron tras una serie de fiscalizaciones de la Superintendencia de Pensiones, en las que comprobó que agentes de ventas de Provida incurrieron en malas prácticas, como ofrecer dinero a afiliados del sistema para que se cambien a esta AFP, o realizar traspasos no consentidos por los trabajadores mediante la falsificación de firmas, y suplantación de identidad usando las claves de seguridad que tienen los afiliados en los sitios web de otras AFP para concretar los traspasos.

Es más, durante el proceso de fiscalización, la Superintendencia de Pensiones recibió denuncias de AFP Modelo que advertía de estas malas prácticas en 2014 y 2015, cuestión que fue criticada por Provida mediante una carta que envió al regulador el 27 de julio de 2015, donde "expuso ante esta superintendencia su malestar, porque desde hacía un tiempo la AFP Modelo estaba presentando, en forma constante y sistemática, denuncias por supuestas prácticas ilegales en contra de sus agentes de ventas. Sostuvo que para el efecto, AFP Modelo se comunica con sus ex afiliados, consultándoles por las razones que los motivaron a cambiarse de administradora".

Con todo, la resolución de la Super de Pensiones dice que "es de la máxima gravedad las diversas prácticas indebidas denunciadas por afiliados y la AFP Modelo, entre otras, el pago de incentivos económicos a los afiliados para la suscripción de una orden de traspaso y traspasos no consentidos por los trabajadores afectados, que permitieron develar una serie de falsificaciones de firmas y suplantación de identidad en el uso de claves de seguridad para formalizar traspasos por internet, en que incurrieron algunos agentes de ventas de AFP Provida".

Asimismo, agrega que "no deja de llamar la atención que estas situaciones irregulares no fueron detectadas por esa administradora mediante mecanismos de control propios, sino por las denuncias de quienes se vieron afectados y el ejercicio persistente de la función fiscalizadora de este organismo, ante la resistencia de la administradora para verificar los hechos denunciados por AFP Modelo".

Con este telón de fondo, el ente fiscalizador concluyó que "el procedimiento definido por la administradora presenta deficiencias importantes en el diseño de sus controles y en la ejecución de éstos… circunstancias que han facilitado que en su área de ventas se verifiquen malas prácticas de comercialización, irregularidades graves e infracciones a las normas que expresamente regulan la materia".

Además, sobre la defensa de AFP Provida en orden a que los diversos hechos irregulares no provocaron daño ni perjuicio a sus afiliados, el regulador señaló que las acciones detectadas si los perjudicó pues "los afectó incluso estando afiliados a otra administradora -circunstancia que eventualmente pudo producir pérdida de rentabilidad y diferencia en la comisión cobrada-, pero principalmente, porque el daño no sólo se circunscribe a situaciones particulares de algunos trabajadores afiliados, sino que afecta la confianza pública en el sistema de pensiones".

Por otro lado, el regulador también señaló que hubo una infracción normativa "durante la fiscalización efectuada en las agencias de Chillán y Santiago-Providencia, algunos ejecutivos de ventas se negaron a ser fiscalizados, haciendo abandono de las oficinas de la administradora que estaban siendo revisadas".

Tras la sanción impuesta, AFP Provida señaló que esta multa "se refiere a hechos puntuales y aislados, ocurridos en años anteriores, que en todo caso consideramos inaceptables, y que están estrictamente prohibidas en nuestras políticas comerciales".

En ese sentido, agregaron que "lamentamos que se hayan producido estas malas prácticas, aunque se haya tratado de pocos casos, y las hemos combatido decididamente".

Sin embargo, la empresa apunta que "la multa impuesta por la Superintendencia de Pensiones nos parece desproporcionada, y estamos evaluando las distintas acciones para hacer valer nuestros derechos, de acuerdo a la legislación vigente".

Fuente: Pulso-La Tercera

Galería de Imágenes