Pensiones

Pensiones de invalidez: el 49% de las solicitudes son rechazadas

Publicado el 04 de diciembre de 2018
Fuente: Diario Financiero

Sólo en la Región Metropolitana fueron denegados 3.546 requerimientos de este tipo de jubilaciones a septiembre.

Luego de la polémica del caso de AFP Provida -antes de la reforma de pensiones de 2008, la cual incluyó la licitación del Seguro de Invalidez y Sobrevivencia (SIS)-, que tenía como política mantener baja la siniestralidad del SIS generando incentivos a sus trabajadores, se formó una comisión investigadora que estudia los casos de denegación y concesión de pensiones de invalidez y sobrevivencia.

¿Cuántas solicitudes de este tipo de pensión se rechazan hoy y por qué razones? Diario Financiero investigó las causas más comunes.

Según informó la Superintendencia de Pensiones (SP), en base a las solicitudes tramitadas a septiembre de este año, del total de los requerimientos del SIS, correspondientes a pensiones de invalidez, el 49% son rechazados, mientras que el 51% son aceptados y el 33% son aprobados por invalidez total.

Al noveno mes del año, sólo en la Región Metropolitana fueron rechazados 3.546 requerimientos, siendo la mayor razón de rechazo patologías del aparato locomotor.

En segundo lugar, se ubicó la comisión de Concepción con 1.195 solicitudes rechazadas.

Enfermedades declaradas

Respecto de aquellas solicitudes que se rechazan por parte de las comisiones médicas dedicadas a analizar cada caso, es en las patologías cardíacas donde hay mayor nivel de denegación.

De acuerdo a las cifras del regulador, del total de solicitudes por patologías de cardiología, el 57% son rechazadas.

En este grupo le siguen las solicitudes por patologías que afectan a los órganos de los sentidos, las que son denegadas en el 51% de los casos, y las patologías del aparato locomotor, con una tasa de rechazo del 50%.

En la vereda contraria, las enfermedades con mayor nivel de aceptación son las oncológicas, las que son aceptadas en el 98% de los casos.

En el caso de invalidez parcial, las que más se aprueban son las relacionadas a razones psiquiátricas, con el 42% de aceptación.

El funcionamiento

El dictamen de invalidez se expresa a través de un porcentaje de la pérdida permanente de capacidad laboral para cualquier tipo de trabajo y en este contexto los rechazos se dividen en dos. Uno corresponde al rechazo administrativo que puede ser por no comparecencia o por incompatibilidad legal. El otro corresponde al rechazo médico, que puede ser porque no está configurado y tiene tratamientos pendientes o porque el menoscabo laboral es menor o igual a un porcentaje del 50%.

El SIS existe debido a que los trabajadores pueden sufrir invalidez o fallecimiento durante su vida y por eso las administradoras están obligadas a contratar, en conjunto, un seguro para sus afiliados.

Este seguro es financiado por los empleadores durante la vida laboral activa de los trabajadores y corresponde a un porcentaje de las remuneraciones.

El SIS es adjudicado mediante licitación pública, efectuada por las AFP en conjunto. Están cubiertos por este seguro los afiliados que estén cotizando en AFP, hasta doce meses después de la última cotización. Los afiliados no cubiertos por el seguro, deben financiar su pensión únicamente con los fondos acumulados en su cuenta de capitalización individual.

Por su parte, quien se encarga de aprobar o rechazar las solicitudes son las Comisiones Médicas, las que evalúan y califican la invalidez. Existe una por región, con excepción de la Metropolitana donde hay dos. La evaluación de cada caso le corresponde a la comisión de la región donde trabaja el afiliado.

De acuerdo a la regulación, estas comisiones están dotadas de autonomía técnica para sus determinaciones. Los médicos que las integran tienen la calidad de contratados a honorarios por el regulador, no son funcionarios dependientes de ésta y son elegidos por concurso público.

Fuente: Diario Financiero