Pensiones

Subsecretario de FFAA y sistema previsional: "Tiene una forma piramidal, la base es mucho más amplia que la copa"

Publicado el 19 de noviembre de 2018
Fuente: Diario Financiero

La autoridad dice que se va “a postergar desde cuando el militar tienen derecho a pensión si se retira de las Fuerzas Armadas”.

A toda máquina se encuentra trabajando el subsecretario para las Fuerzas Armadas (FF. AA.), Juan Francisco Galli, ya que antes de fin de año, el presidente Sebastián Piñera pretende presentar un proyecto de ley que moderniz a la carrera militar, donde una de las principales propuestas es extender la vida laboral de los uniformados por cinco años. En entrevista con Diario Financiero el subsecretario explica que la gran razón del alargue de la carrera "es que tenemos gente muy capacitada que se está yendo relativamente joven. Una segunda razón es que estabiliza el gasto total que tendrá el Estado en el sistema previsional de las FFAA".

-¿En qué va la reforma a la carrera militar que anunció el Presidente hace un par de semanas?

-Nuestro diagnóstico es que actualmente hay gente muy valiosa que está dentro las Fuerzas Armadas, que se va muy tempranamente. Queremos alargar la carrera para que puedan permanecer más tiempo, ejerciendo activamente la carrera militar y eso naturalmente tiene como consecuencia una postergación en los derechos previsionales para aquellas personas que sigan. La carrera no se alarga de 30 a 35 años. Hoy los oficiales tienen como máximo 38 años de servicios y los suboficiales o el cuadro permanente 35 años, eso es lo que vamos a extender.

-¿Será de forma obligatoria?

-No, no será obligatorio, pero también vamos a postergar desde cuando el militar tienen derecho a pensión si se retira de las Fuerzas Armadas y eso es justamente lo que va a proponer el presidente Piñera.

De todas formas, ¿el militar podría elegir entonces retirarse a los 35 años?

-Sí, claro. Esto no es una condición, nadie puede quedarse obligado en la carrera militar. No es ese el objetivo del proyecto, sino que todo lo contrario. Creemos que los militares son gente con mucha vocación de servicio público, personas que quieren mucho a su patria. Sin embargo, el problema es que hoy los estamos llamando forzosamente al retiro. Es el Estado que dice "lo siento, no hay cupos suficientes para que siga trabajando". El sistema tiene una forma piramidal, la base es mucho más ancha que la copa. A mucha gente tenemos que decirle que se retire porque ya no hay espacio para ella. Queremos ampliar esos espacios y permitirles a través del alargue de la carrera que ellos puedan seguir sirviendo al país.

-¿Cómo responde a las críticas que se le han hecho al sistema? El hecho que se destinen casi los mismos recursos que para el Pilar Solidario

-Eso tiene que ver con la naturaleza de la carrera militar, que es distinta a una carrera en el sector público o privado. Las funciones que cumplen son funciones críticas, es decir, no se puede salir a hacer un concurso y contratar gente cuando ocurre una emergencia para ver quien puede acudir en ayuda a las personas. Tengo que tener gente entrenada y preparada que pueda activarse en corto tiempo. Como ellos tienen que estar dispuestos a arriesgar su vida, tienen que tener una carrera estructurada de manera distinta y para eso hay cosas muy relevantes. Una es que están dispuestos a trabajar 24/7 y segundo es que el incentivo está puesto en mantenerse 25 o 30 años en un carrera. Esto no le pasa a los civiles. Yo nunca he estado más de tres o cuatro años en un mismo trabajo.

-¿Por eso se justifica, entonces, que se gaste más plata?

No, no es destinar más plata lo que se justifica. Lo que se justifica es tener una carrera militar completamente distinta y cuando hablo de la carrera militar, es desde el egreso de la escuela incluyendo el tiempo de pasividad. ¿Por qué? Porque le pago menos remuneración durante el tiempo en actividad, con la promesa de que va a tener algo que no tiene el resto de los chilenos, que es un sistema previsional distinto.

-¿Qué efecto tendría en las pensiones y en los salarios de los militares?

El efecto neto fiscal probablemente sea neutro. Idealmente lo que queremos es que en el largo plazo esto pueda significar incluso una reducción en el gasto fiscal total. En cuanto a las remuneraciones, le da expectativas mayores al personal militar porque obviamente hay más cupos para la posibilidad de llegar al grado más alto de la carrera. En términos previsionales, ahora tendrán que cumplir más años de servicio para poder acceder a la pensión.

-Entonces, ¿igual se va a gastar más plata finalmente?

Sí, efectivamente por individuo probablemente tengamos que gastar más recursos, pero la política global de la modernización de la carrera tendrá un efecto positivo para las arcas fiscales.

1% del PIB 2019 irá a las pensiones de FFAA y orden

El gasto que realizará el Estado en las pensiones de las Fuerzas Armadas y de orden corresponderá al 1% del PIB 2019.
Así, los uniformados recibirán más de $ 2.157.845 millones que irán en beneficio de 172.931 personas. Es decir, más de 1 millón de personas menos que aquellos que tendrán una pensión solidaria.
Específicamente, en Capredena el erario 2019 considera recursos para los beneficios del Sistema Militar de Pensiones que contempla una cobertura de 105.635 jubilados.

Fuente: Diario Financiero