Retomar el reemplazo en huelga y grupos negociadores toman fuerza en nueva reforma laboral

Publicado el 12 de noviembre de 2018
Fuente: Pulso La Tercera

La iniciativa se presentaría en diciembre al Congreso. El corazón del proyecto estaría en la flexibilidad de las jornadas de trabajo.

En diciembre el gobierno ingresaría al Congreso una nueva reforma laboral que modificará normas tanto de los contratos individuales como los colectivos de los trabajadores. Para ello, el Ejecutivo ha conformado un comité técnico de 13 integrantes, entre especialistas y abogados, para abordar los principales aspectos que debiera contener el futuro proyecto de ley.

Este comité sostendrá una de las últimas, pero la más crucial, reuniones hoy en la tarde, donde se analizarán los temas a modificar de la reciente reforma laboral de la ex Presidenta Michelle Bachelet, que lleva un año y medio de implementación.

El corazón de esta nueva iniciativa estará en la flexibilidad o adaptabilidad laboral, con el objetivo de poder adecuar las jornadas por hora, manteniendo la obligación de cumplir 45 semanales.

Esto quedaría contemplado en los contratos individuales de los trabajadores, previo acuerdo con el empleador. Pero los puntos que traerán mayor controversia tienen que ver con los aspectos colectivos.

Ya el acuerdo de desarrollo integral firmado por el Presidente Sebastián Piñera la semana pasada dio algunas luces de lo que podría contener esta reforma. El documento, que fue resultado de una comisión transversal que abordó distintas temáticas para el crecimiento económico del país, recomienda “revisar la normativa que regula el reemplazo interno de trabajadores en caso de huelga” para equilibrar necesidades de la empresa, los derechos de los trabajadores “y la sociedad como un todo, que no debe asumir los costos de un conflicto en el que no tiene participación”, plantea el texto.

En este escenario, el exsubsecretario del Trabajo e integrante de la mesa técnica del Ministerio del Trabajo, Marcelo Soto, señaló que el reemplazo en huelga debe ser uno de los temas a revisar y volver a considerar en la próxima reforma.

“Han habido huelgas que han demostrado que en ciertos casos, éstas producen efectos a terceros ajenos a la negociación colectiva. Y por otra parte, las huelgas afectan a los trabajadores que no lo están. Si bien esta tiene una garantía constitucional, todo tiene un límite”, dijo Soto.

El abogado, quien asesoró a parlamentarios de Chile Vamos durante la tramitación de la reforma de Bachelet, dice que otro de los temas por los que hay que evaluar el reemplazo en huelga son los servicios mínimos, los cuales afirmó “no están resultando” y están provocando una alta judicialización.

Además, Soto sostuvo que es necesario revisar las normas de extensión de beneficios y grupos negociadores. Respecto a estos últimos dijo que “hay un vacío que dejó el gobierno anterior porque son mencionados en la ley, pero no quedó regulada su forma de negociar”.

El exdirector del Trabajo, Marcelo Albornoz, también considera que estos temas debieran ser modificados. En cuanto a reemplazo en huelga, señaló que “se debería definir en la ley el concepto de ‘adecuaciones necesarias’, como toda prestación de servicios que pueden realizar trabajadores que no están en huelga respecto de labores iguales o similares de los que realizan los dependientes en huelga.

A su vez, y respecto a los grupos negociadores, Albornoz propone que existan con un quórum mínimo de 25 trabajadores y con 3 miembros en la comisión negociadora.

En cuanto a extensión de beneficios plantea que “si una o más de las organizaciones sindicales de empresa vigentes alcanza el 50% o más porcentaje de afiliación, el empleador podrá extender a los trabajadores no sindicalizados los beneficios del sindicato al que el opte”.

Estas propuestas, que serán presentadas hoy en el comité técnico, serán analizadas por las autoridades de gobierno que ya se encuentran redactando el proyecto de ley.

Fuente: Pulso-La Tercera

Galería de Imágenes