Pensiones

María José Zaldívar: “El alza de cotización de 4% va a tener su impacto final en un horizonte de 40 años”

Publicado el 05 de noviembre de 2018
Fuente: Pulso La Tercera

La Subsecretaria de Previsión Social señaló que este proyecto no tiene como propósito legitimar el modelo actual, sino que entregar más opciones a los afiliados.

Han sido días ajetreados para la subsecretaria de Previsión Social, María José Zaldívar. Tras el anuncio de reforma previsional ha debido dividir el tiempo entre la subsecretaría, reuniones de coordinación, conversaciones con las partes interesadas y, por supuesto, su familia. De hecho ya se encuentra preparando futuros encuentros con la Asociación de AFP, la CPC y Asociación de Cajas de Compensación, que son algunas de las entidades que han manifestado interés por conocer mayores detalles del proyecto.

En este contexto, Zaldívar insiste que el gobierno ha manifestado su voluntad de diálogo con todos los actores interesados. También dice que este debe ser un proyecto que debiera ser aprobado de manera transversal, ya que además rescata avances ya realizados en el primer gobierno de la ex Presidenta Bachelet, como es el Pilar Solidario, el que tendrá la mayor inyección de recursos dentro de la reforma, con US$ 1.000 millones.

Comencemos hablando del corazón de esta reforma, el aumento del 4% de cotización obligatoria.

-El corazón de la reforma es mejorar las pensiones, y para eso existen tres vehículos. Hay algunos que son de largo plazo y otros a corto plazo. Por cierto que el alza de cotización de 4% es uno de los vehículos para mejorar las pensiones del mediano y largo plazo. También están aquellos para mejorar las actuales y futuras pensiones.

¿Por qué la gradualidad es de 9 años para este aumento, si la urgencia de mejorar las pensiones es de corto plazo?

-Si queremos mejores pensiones, tenemos que tener un buen mercado laboral que entregue buenos trabajos, buenas remuneraciones y que sea lo más estable posible. El aumento de 4% puede ser que para los empleadores grandes no signifique gran cosa, pero la mayoría de los empleos los entregan las pymes, y para ellas un aumento de esta naturaleza puede ser súper significativa. Entonces tenemos que equilibrar, por una parte el interés porque mejoren en el corto tiempo las pensiones, pero también de que estas fuentes laborales se guarden y se respeten de la mejor manera posible, porque así tendremos mejores pensiones todos.

¿Cree que la mayor competencia traerá más beneficios a los trabajadores?

-Este incremento en la competencia se da tanto como el 10% como del 4%. Estamos permitiendo que ingresen distintos actores a los que ya existían para administrar el 10%. Efectivamente hoy existe competencia pero entre pares. Nosotros queremos que ingresen nuevos actores sin fines de lucro, que quieran compartir sus utilidades con sus afiliados, es decir, abrir la cancha en esta materia.

En cuanto a la administración del 4%, ¿qué va a pasar si el trabajador no elige? ¿Qué entidad lo administrará por defecto?

-Va a ser el trabajador que podrá escoger libremente si la misma entidad que le administra el 10% de cotización obligatoria, administrará el 4% o podrá llevarlo a una entidad distinta. Si yo no tomo una decisión expresa que sea una entidad diferente la que me administre el 4%, éste va ser administrado en la AFP en donde yo tenga mi ahorro obligatorio. Si eso ocurre, la AFP va a tener que tener identificado dónde estará el ahorro del 10% o del 4%, porque en cualquier momento el trabajador puede tomar la decisión de pasar a otra entidad todo o parte de ello. Además la AFP podrán administrar el 4%, pero ajustándose a las normas y creando una filial como Administradora General de Fondos.

¿Que las AFP se puedan hacer cargo del 14%, que se les rebaje el encaje o que tengan ventajas sobre la doble comisión, no hace de esta reforma una iniciativa pro industria?

-El objetivo es mejorar las pensiones, es decir, que las personas que han ahorrado durante su vida laboral activa vean esto reflejado en pensiones que les permita cubrir sus necesidades. Nosotros estamos abriendo la competencia a distintos actores que puedan enriquecer los beneficios que tienen los actuales afiliados.

Otro de los problemas es la legitimidad del modelo, ¿Por qué no optar por una AFP Estatal frente al descontento ciudadano?

-Fue un proyecto que presentó la administración anterior, pero ellos tampoco prosperaron en ello, finalmente el proyecto quedó ahí y efectivamente creemos que deben haber nuevos actores, pero privilegiamos que fueran actores diferentes. En materia de seguridad social y pensiones puntualmente, el rol del Estado debe ser más bien regulador y fiscalizador. Debe rayar la cancha y asegurarse que las cosas se hagan como corresponde, ese es el rol del Estado, y por lo tanto estar dentro de la administración no es uno de los roles prioritarios.

¿Es conveniente seguir con el actual modelo?

-Hay que hacer un reconocimiento que las administradoras estos recursos los han administrado bien, pero también es necesario que ingresen nuevos actores que permitan tomar decisiones frente a esto.

Se ha dicho que esta reforma permitirá elevar las pensiones en un 40%, pero eso es a largo plazo. ¿No se está jugando con las expectativas de la gente?

-El aumento del 4% es uno de los vehículos para elevar las pensiones. Por cierto, el 4% va a tener su impacto final en un horizonte de 40 años, y eso es efectivo, pero existen otros instrumentos que permitirán mejorar las pensiones, de los actuales, los que están próximos a jubilar y los futuros.

¿Por qué hasta ahora no se ha decidido a elevar la edad de jubilación de manera obligatoria?

-Como gobierno, nosotros sólo podríamos impulsar esa reforma si tenemos la seguridad que las personas tengan acceso al trabajo, y la realidad de nuestro país es que las personas que quedan sin trabajo después de los 50 años, las posibilidades de encontrar un empleo remunerado y formal con toda la seguridad social, son sumamente bajas. Por lo mismo, consideramos que el bono esfuerzo clase media sea aumentado hasta un 50% por cada año que se siga trabajando tras la edad de jubilación.

Y en ese contexto, ¿cómo se incentivará al empleador a mantener personas mayores trabajando después de su edad de jubilación?

-Esos incentivos no deben estar considerados en una ley de reforma previsional, sino que son incentivos que se deben dar en la legislación laboral. Por lo mismo la subsecretaría del Trabajo, consciente de este tema, está analizando distintas materias al respecto. Por ejemplo, el sólo hecho que las capacitaciones del Sence estaba establecido que no se podían otorgar a mayores de 65 años, ya ha significado un desincentivo para que las personas mayores puedan mantenerse en el mercado laboral.

¿Cuál es el impedimento de separar el proyecto y tramitar el Pilar Solidario solo?

-No es conveniente, porque los beneficios del Pilar Solidario son una parte del proyecto, pero hay una serie de beneficios que no están consagrados en ninguna otra ley, y se deberían quedar a la espera de su tramitación como lo son los beneficios a la clase media, la posibilidad de retirar comisiones, y nosotros creemos que este es un proyecto integral y que están súper integradas las materias entre sí, y por lo tanto, ciertos énfasis del Pilar Solidario conversan con estas otras iniciativas que se están planteando.

Fuente: Pulso-La Tercera