Gobierno aplaza reforma de pensiones y evalúa gradualidad de la cotización adicional por bajo dinamismo laboral

Publicado el 08 de octubre de 2018
Fuente: El Mercurio

El aumento de 4% para las cuentas de capitalización no sería lineal en los ocho años que se consideran, sino que al principio el porcentaje sería menor a 0,5% y al final se iría elevando.

Una nueva reunión bilateral se desarrolló ayer en La Moneda entre el equipo que prepara la reforma de pensiones y el Presidente Piñera.

Al encuentro -que duró menos de dos horas- asistieron los ministros de Hacienda y Trabajo, Felipe Larraín y Nicolás Monckeberg, respectivamente, junto al asesor presidencial del segundo piso Augusto Iglesias; el equipo financiero que trabaja en el Ministerio de Hacienda y la subsecretaria de Previsión Social, María José Zaldívar.

Una vez finalizada la reunión, el ministro de Hacienda dijo que se analizó la parte fiscal del proyecto: "tenemos que hacer que el costo de la propuesta esté de acuerdo con los recursos que tiene disponible el país en los próximos años. Esta es una reforma importante y que, además, tiene un costo fiscal significativo".

Consultado sobre cuándo se dará a conocer la reforma, señaló que será "de todas maneras entre octubre y noviembre". Por ello, adelantó que habrá más reuniones con el jefe de Estado.

Esta es segunda vez que se aplaza el ingreso del proyecto previsional al Congreso. En un comienzo, el mandatario anunció que ingresaría en septiembre; en la reunión pasada, el titular de Hacienda señaló que sería durante octubre y ahora dijo que podría ser, incluso, en noviembre.

Entre las razones del retraso estaría la tramitación del presupuesto, que fue presentado el pasado 25 de septiembre y, en paralelo, la discusión de la reforma tributaria.

Alza sería menor en primeros años

Los temas que ya estarían zanjados son el aumento de 4% de la tasa de cotización obligatoria con cargo al empleador y con destino a las cuentas individuales.

Sin embargo, ayer se analizó que la gradualidad del alza de 4% no sería lineal en 0,5% cada año por ocho años, como se había señalado. En cambio, en los primeros años sería menor al 0,5% y hacia el final del período, el porcentaje aumentaría. Por ejemplo, la gradualidad podría partir con un aumento de la cotización de 0,2% o 0,3%.

Una de las razones de este cambio sería la debilidad que ha presentado el mercado laboral. Esto debido a que el aumento de la cotización implica mayor costo en las planillas de trabajadores, pues es con cargo al empleador.

Pese al mayor dinamismo económico, el desempleo en el trimestre junio-agosto subió 7,3%, y la creación de puestos de trabajo desaceleró al menor ritmo desde febrero de 2017.

No obstante lo anterior, se evalúa acelerar la gradualidad del aumento al Pilar Solidario, que considera un incremento en un 42% con cargo fiscal a un período de cinco años y también consideraría las edades de los pensionados.

Si bien los recursos son escasos, el Gobierno pretende hacer un esfuerzo en esta materia para mejorar en el corto plazo estas pensiones.

Además del aumento del 4% en la cotización, que podrá ser administrado tanto por las AFP como por los nuevos competidores que ingresen al sistema, habrá otro porcentaje de cotización para el seguro de dependencia, el que sería menor a 0,5% e iría aumentando de forma gradual.

Fuente: El Mercurio

Galería de Imágenes