Salud

ISP sancionó con multa máxima a laboratorio por contaminación de suero

Publicado el 04 de octubre de 2018
Fuente: El Mercurio

En su indagación, el organismo descartó una infección intrahospitalaria y concluyó que había una bacteria en la alimentación. La empresa productora cuestionó los resultados del sumario y anunció que impugnará la sentencia en tribunales.

Casi ocho meses después de que se iniciara la investigación por la presunta contaminación con la bacteria E nterobacter cloacae de alimentación parenteral administrada a niños, el Instituto de Salud Pública (ISP) determinó sancionar con multa máxima al laboratorio Red Sana, que produjo el suero alimenticio.

El caso se conoció en febrero de este año, después de que fallecieron dos guaguas y enfermaron otras tres que permanecían internadas en la Unidad de Neonatología de la Clínica Alemana.

En ese momento, el establecimiento asistencial afirmó que el nexo entre todos los casos era que habían recibido alimentación parenteral producida por Red Sana, e incluso hizo sus propios análisis de muestras para probarlo. Mientras, desde la empresa productora apuntaron hacia una infección intrahospitalaria.

En los días siguientes se supo de más niños enfermos con síntomas de sepsis (una suerte de envenenamiento de la sangre) en otros centros de salud, como el Hospital Exequiel González Cortés y el Hospital Clínico de la U. de Chile, aunque los menores se recuperaron.

Foco en el alimento

En febrero, el ISP inició un sumario para conocer qué ocurrió. Para ello, analizó -con distintas técnicas- muestras de la alimentación parenteral y sangre de los menores. Y los resultados de esa investigación y su sentencia fueron conocidos ayer.

En su informe, el ISP expone que se comprobó la presencia de la bacteria en la nutrición parenteral elaborada por Red Sana en uno de los pacientes fallecidos en la Clínica Alemana, así como en la sangre de otros niños atendidos en ese y otros establecimientos, y que "el único punto en común es haber recibido los aludidos preparados parenterales de Red Sana".

Por lo mismo, el ISP "descarta que dicha contaminación sea producto de una infección intrahospitalaria en la Clínica Alemana", y afirma que "resulta posible atribuir la presencia de dicha contaminación al proceso de elaboración de las nutriciones parenterales de Red Sana".

Ante lo anterior, la entidad aplicó al laboratorio una multa de 1.000 UTM, es decir, unos $48 millones. Si bien no se trata de una suma demasiado alta, es la máxima que puede instruir el ISP.

Además, aplicó otra multa al laboratorio de 100 UTM ($4,8 millones), porque miembros de su personal fueron a hacer el suero a otra clínica sin tener autorización para ello, y se sancionó con 75 UTM en total ($3,6 millones) a la directora técnica del laboratorio, por la responsabilidad que le corresponde en los hechos anteriores.

En su sentencia, el instituto también decidió aplicar una multa a la Clínica Alemana por 100 UTM ($4,8 millones), porque "habría retenido contramuestras de las nutriciones parenterales (...) para efectuar controles microbiológicos en sus dependencias, sin tener autorización sanitaria".

A la justicia

Mediante una declaración pública, el Laboratorio Red Sana dijo que "no compartimos el resultado de la sentencia notificada por el Instituto de Salud Pública (ISP), pues no entrega ningún argumento científico concreto sobre el origen de la contaminación bacteriana, por lo que no era posible llegar a ninguna conclusión ni indicar responsabilidades".

Agregó que "esta indagación realizada por el ISP carece de una debida e integral investigación científica microbiológica, obviando que una de las principales causas de contaminación de la bacteria E nterobacter cloacae se produce por contaminación intrahospitalaria" y que "nos parece irresponsable dictar una sentencia sobre la base de suposiciones y sin ninguna certeza científica". Por lo mismo, anunció que "recurriremos a los tribunales impugnando la sentencia".

Por su parte, el médico director de la Clínica Alemana, Bernd Oberpaur, destacó que el ISP "concluyó los mismos resultados de la investigación interna de nuestra institución, al establecer que la alimentación parenteral, elaborada por el proveedor externo, causó la contaminación que afectó a los dos recién nacidos en febrero pasado. La investigación del ente fiscalizador descarta, además, que se trate de infecciones intrahospitalarias".

Sobre la multa aplicada al recinto asistencial, Oberpaur dijo que "acataremos el dictamen de la autoridad respetando la normativa vigente. Es importante señalar que el solicitar contramuestras tuvo como único objetivo identificar rápidamente las causas de la situación a la cual nos vimos expuestos y tomar las medidas pertinentes".

Indagatoria judicial
La muerte de los menores en la Clínica Alemana está siendo investigada por la Fiscalía Metropolitana Oriente. El sumario del ISP no determinó las causas de muerte, solo constató la contaminación del alimento.
Fuente: El Mercurio