Brecha de género se replica en microemprendimientos: sólo 39,2% de los negocios son de mujeres

Publicado el 20 de septiembre de 2018
Fuente: Pulso La Tercera

La diferencia se observa también en las ganancias, ya que el 42,6% de las empresarias con 3 años de antigüedad obtienen hasta $257.000 de ganancia, versus el 18,6% de los hombres en iguales condiciones.

La brecha de género no sólo está presente en las remuneraciones de los trabajadores, sino que también a la hora de partir con un negocio.

Así lo revela un informe sobre Género y Microemprendimiento del Ministerio de Economía a partir de la Quinta Encuesta de Microemprendimiento (EME 5) que señala que sólo el 39,2 % de los emprendimientos totales corresponden a mujeres y que incluso están más concentrados en áreas específicas. Es decir que casi el 70% de los negocios de mujeres se enfocan en dos áreas: comercio (34,9 %) y servicios (33,6%), frente a los emprendimientos masculinos que son más transversales a todas las actividades: comercio (24,9 %), construcción (18,4 %), servicios (18 %), agricultura y pesca (14,2 %) y transporte y almacenamiento (11,9 %).

También la edad promedio es distinta: los negocios de ellas en promedio tienen 11 años, versus los 15 años, de ellos; y en cuando a la mediana la proporción es 7 contra 12 años.

En términos de ganancias las diferencias son bien sobrecogedoras, ya que los negocios en manos de mujeres perciben utilidades por la mitad que la de los hombres $565.665 versus $1.069.603. Si sólo se revisan los negocios formales menores a 3 años de antigüedad que obtienen utilidades de hasta $257.000, éstos representan el 42,6% en el caso de las mujeres versus sólo un 18,6% en los hombres; si la ganancia se eleva al rango sobre $1,1 millón la distancia es de 13,6% para las mujeres frente a 34,1% en los hombres.

Ahora si el análisis se efectúa en los negocios con una antigüedad mayor a 3 años, se observa que un 41,9% de los emprendimientos femeninos obtenía menos de $257.000 frente a sólo un 20,7% de los masculinos. Y si la vara supera el $1,1 millón sólo el 13,7% de las empresarias figura en esa categoría frente a 25,3% de los hombres emprendedores.

Razones “más femeninas”. En la primera parte de este estudio se aborda desde lo teórico las razones y dificultades que sortea el emprendimiento cuando es femenino, y no deja de llamar la atención como las cifras de la encuesta se transforman en evidencia.
“Las mujeres siguen estando subrepresentadas en el emprendimiento. Estudios muestran que una proporción menor de mujeres que hombres, dice que preferirían ser independiente. Es más, cuando ellas escogen ser emprendedoras, tienden a citar como principal motivación el iniciar sus negocios para poder balancear, de mejor forma, el trabajo con otras responsabilidades” indica el documento citando un paper de 2014 de Willem Adema y otros autores sobre el emprendimiento y sus efectos en el empoderamiento de las mujeres.

De hecho en la encuesta cuando se pregunta por las razones para haber dejado el último trabajo, las mujeres en su mayoría (31,9% responden por “responsabilidades familiares”, versus sólo el 4% de los hombres. Mientras que la mayor razón individual aducidas por ellos para dejar el trabajo es “tener su propio negocio” con un 18,7% frente a un 12,6% de ellas.

Y cuando se pregunta por los principales beneficios de ser independientes, ellas mayoritariamente responden con un 59,2% que “les permite realizar tareas domésticas”, frente a sólo un 17,3% de los hombres que entregan esa respuesta.

Es así como los paper han detectado que independiente del nivel de desarrollo, las mujeres muestran, en promedio, una probabilidad del 20% mayor que los hombres de citar a la necesidad como razón de emprender. Y que ellas enfrentan mayores barreras al momento de emprender, siendo la principal, verse obligada a dividir su tiempo entre trabajar y preocuparse de responsabilidades consideradas de mujeres.

En esta parte también hay una diferencia relevante porque ellas se muestras más dispuestas a capacitarse, según la encuesta, ya que un 26,2 % de los emprendimientos de mujeres indicó haber recibido capacitaciones en los últimos 5 años versus un 16,7 % de los negocios de hombres. “Esto pareciera mostrar que los emprendimientos de mujeres, a pesar de todas las limitaciones que conllevan , están interesadas en lograr avances, mejorando sus habilidades y en busca de mayores ingresos” señala el estudio.

Es por esta razón que el subsecretario de Economía, Ignacio Guerrero indica que uno de los objetivos del gobierno es entregar mayor autonomía económica a las mujeres, con el micro emprendimiento como alternativa. “La integración de las mujeres en la economía, en igualdad de condiciones, no sólo obedece a razones de justicia, sino de desarrollo del país. Estamos trabajando para facilitar las condiciones para que las mujeres puedan emprender. Sabemos que debemos apoyarlas con mayor capacitación y, sobre todo en materia tecnológica, lo que llevaremos adelante a través del programa Pymes Digitales”.

Fuente: Pulso-La Tercera

Galería de Imágenes