Pensiones

Alza de cotización obligatoria podría significar pago de doble comisión

Publicado el 28 de agosto de 2018
Fuente: Diario Financiero

En su propuesta, el Gobierno evalúa que actores distintos a las AFP también puedan administrar los cuatro puntos adicionales de aporte obligatorio.

Con la publicación del proyecto de la reforma tributaria, el camino para la otra reforma del gobierno, la de pensiones, va quedando libre. Sobre todo, cuando la meta es enviar dicha iniciativa este año.

El mayor problema que enfrentan los chilenos en materia previsional son las bajas pensiones que reciben, problema principal a enfrentar por el proyecto del Ejecutivo, en el cual uno de los puntos centrales, y que se explica en el programa de gobierno del presidente Piñera, es el aumento en cuatro puntos de la cotización obligatoria de los trabajadores, con cargo al empleador.

“En régimen esto significará un aumento de un 40% en las pensiones y beneficiará a los 5,2 millones de cotizantes actuales”, señala el documento.

Más administradores

Mayores detalles sobre la administración de esta mayor cotización no hay, sin embargo, es conocido que uno de los objetivos del gobierno es incluir más competencia a la industria previsional. Ésta iría de la mano con la inclusión de actores diferentes de las AFP en la gestión de este 4% adicional.

¿El problema? Algunos especialistas han apuntado que esta opción podría significar una doble comisión para los cotizantes.

Si alguien elige llevar la cotización extra a una compañía de seguros o un fondo mutuo (como hoy ocurre con el APV), tendría que pagar la comisión a esta nueva entidad seleccionada, además de la que ya le paga a la AFP, explican.

Andrea Tokman, integrante de la comisión de pensiones de la Confederación de la Producción y el Comercio (CPC), confirma que es un hecho que podría ocurrir.

“Si deciden que el ahorro adicional obligatorio pueda ser administrado por agentes no AFP (compañía de seguros, caja compensación, u otro), lo más razonable es que no lo haga gratis y paguemos una comisión adicional”, sostiene.

Para la experta, eso sí, esto sería razonable ya que administrar una inversión y las cuenta personales “no es gratis”. Sin embargo, destaca que esta comisión no afectaría el monto de las pensiones porque la tasa de cotización se calcula en base al ingreso imponible.

De todas formas, advierte que el ingreso disponible es lo que podría verse afectado por el mayor ahorro forzado y por la nueva comisión. “Si la cotización adicional es administrada por las AFP y estas mantienen su precio como lo habrían planteado en la discusión del año pasado, la comisión no aumentaría puesto que se cobra como porcentaje del ingreso imponible y es independiente del monto cotizado. La diferencia entre las dos alternativas es que el ingreso disponible sería mayor si se hace con AFP. El monto de pensión de largo plazo es el mismo en ambos casos, a menos que este mayor ingreso disponible (cuando lo administra la AFP y no cambia su comisión) sea voluntariamente destinado a mayor ahorro para las pensiones. Algo que no necesariamente va a ocurrir”, puntualiza.

Misma visión entregó el ex miembro de la comisión Bravo, Andras Uthoff, para quien “lo más probable es que si los diferentes aportes se destinan a diferentes administradores, pueda haber duplicidad de comisiones, excepto que se permita transferir todo solo a una de las alternativas, la que cobre menos”.

A esto, el ex comisionado agrega su crítica a la propuesta del Ejecutivo. “En general lo que se sabe es que seguirá la misma lógica del actual sistema y ya he dicho que no es un sistema de pensiones”.

Compleja discusión

La visión de ambos expertos deja ver la diferencia entre los puntos de vista que hay respecto del sistema de pensiones, lo cual se replica a nivel parlamentario.

Respecto de la futura discusión de la iniciativa, el senador Juan Antonio Coloma (UDI) ve un camino poco promisorio. “Creo que va a ser difícil en cualquier escenario”, explica.

Asimismo, el parlamentario de la UDI indicó que la iniciativa en la que aún trabaja el gobierno “aún no se ha socializado con la oposición”.

Fuente: Diario Financiero