Gran Santiago: en los últimos dos años endeudamiento de los hogares disminuye, pero continúa sobre 50%

Publicado el 27 de agosto de 2018
Fuente: Pulso La Tercera

Un análisis del Centro de Microdatos de la U. de Chile muestra que por cada $100 de ingresos $12,7 son destinados a deudas. Además, revela que un 34,6% de los hogares de menores ingresos tiene alguna deuda, en comparación con el 59,3% de los hogares con mayores ingresos.

La última Encuesta de Presupuestos Familiares (EPF) realizada por el Instituto Nacional de Estadísticas (INE), reflejó que el 60% de los hogares en Chile gasta más de lo que percibe mensualmente. Una tendencia que se ha ido manteniendo en el tiempo a nivel nacional, sin embargo, en el Gran Santiago, el endeudamiento de los hogares ha tenido un comportamiento distinto y ha ido disminuyendo.

Así por lo menos lo concluye un análisis realizado por el Centro de Microdatos de la Universidad de Chile, en base a la Encuesta de Ocupación y Desocupación (EOD) de marzo de este año. Uno de los primeros hallazgos del estudio revela que en marzo, en el Gran Santiago, un 50,3% de los hogares poseen algún tipo de deuda, lo que representa caídas del 1,5 puntos porcentuales (pp) respecto a marzo de 2017 y de 4,6 pp frente a marzo de 2016.

Al mismo tiempo, el análisis sostiene que por cada $100 de ingresos de los hogares $12,7 son destinados a cancelar deudas. Esta cifra -al igual que los niveles de deuda- ha experimentado una caída respecto a la misma fecha de años anteriores: comparado con 2017, este cociente cayó en 0,6 pp y comparado con 2016, cayó en 3,8 pp.

“Lo anterior evidencia que tanto la adquisición como la intensidad de deuda adquirida por los hogares del Gran Santiago ha caído en los últimos dos años. Las interpretaciones son dos: como noticia positiva, adjudicándolo a una reducción de la carga en la deuda de los hogares del Gran Santiago, o bien, estos números podrían estar ocultando restricciones en el acceso al crédito por parte de los hogares”, dice el análisis de Microdatos.

Distribución de la deuda. El estudio también analiza la tenencia de deudas en el hogar según quintil de ingresos, constatando que sistemáticamente los quintiles de ingresos más bajos presentan los menores niveles de endeudamiento.

Es así como en marzo de 2018, un 34,6% de los hogares pertenecientes al primer quintil presentaban alguna deuda en comparación con el 59,3% de los hogares pertenecientes al quinto quintil.

En el primer quintil de ingresos – revela el análisis- la deuda ha caído en 8,5pp en un año y 9,6 pp en dos años. En tanto, el acceso a la deuda de los quintiles más acomodados ha presentado una evolución mucho más estable, por ejemplo, el quinto quintil experimentó un incremento de 2,2 pp en la tasa de endeudamiento en un año y una reducción de 0,4 pp en dos años.

“El hecho de que hogares con mayores ingresos accedan a más deuda que hogares con menos recursos puede interpretarse de varias maneras, por un lado, estos hogares adquieren bienes con mayor frecuencia, por lo que constantemente están endeudándose en el sistema. Por otro lado, es probable, que hogares de quintiles más pobres no puedan acceder tan fácilmente al mercado financiero, pues existen barreras al acceso”, indica el texto.

Endeudamiento según sexo. El análisis del Centro de Microdatos también muestra las diferencias en el acceso al crédito, según las características demográficas del principal sostenedor del hogar (aquel que aporta mayores ingresos al hogar).

La primera diferencia que se constata, señala el documento, es que aquellos hogares donde el principal sostenedor es hombre, presentan, sistemáticamente, mayores niveles de endeudamiento: en marzo de 2018. Esos hogares tenían una tasa de endeudamiento de 52,5%, mientras que aquellos donde el principal sostenedor es mujer, esa tasa llega a 48,2%, lo que significa una brecha de 4,3%.

Fuente: Pulso-La Tercera

Galería de Imágenes