Laboral

Derecho a sala cuna variará según jornada laboral y Fisco aportará al año US$ 16 millones

Publicado el 21 de agosto de 2018
Fuente: Diario Financiero

Texto de la iniciativa señala que el fondo solidario será fiscalizado por la Superintendencia de Pensiones.

Se acabó la espera. Ya se encuentra en el Congreso el proyecto de ley que elimina el artículo 203 del Código del Trabajo, el cual limita el derecho a sala cuna a mujeres que se desempeñen en empresas con 20 o más trabajadoras.

El texto del proyecto, del cual se dará cuenta hoy en la Sala del Senado, plantea la creación del Fondo del Beneficio Social de Educación Parvularia en Nivel de Sala Cuna, un fondo de carácter solidario, que permitirá la integración de más de 130 mil mujeres al mercado laboral.

Sin embargo, el documento detalla algunos puntos que no habían sido mencionados por las autoridades, como por ejemplo que el monto que cubrirá el beneficio dependerá de la jornada laboral de la madre o padre a cargo del cuidado del niño, y los aportes que deberá realizar el Estado al fondo.

¿Beneficio universal?

A la cotización adicional mensual de 0,1% con cargo al empleador que formará un fondo solidario, se sumará un aporte anual por parte del Estado que será de 225.792 UTM (US$ 16,1 millones), las que se integrarán al fondo solidario en 12 cuotas mensuales de 18.816 UTM (US$ 1,34 millones).

Esto permitirá que el beneficio pueda costear los gastos de matrícula y el monto mensual del establecimiento de educación parvularia por hasta 5,14 UTM ($245.000 mensuales).

El documento también precisa que en caso de ser insuficientes los recursos del fondo para costear las prestaciones del beneficio, será de cargo fiscal completar la diferencia para llegar a los montos de cobertura establecidos. Pese a eso, el mayor gasto público que signifique la aplicación de esta ley se financiará con cargo al presupuesto del Ministerio del Trabajo.

El texto del proyecto detalla, además, que el monto del aporte podrá variar en conformidad con las horas en que se desempeña la trabajadora respectiva.

De esta forma, en el caso de aquellas cuya jornada sea superior a 30 horas semanales y las personas excluidas de la jornada laboral conforme al Código del Trabajo, podrán acceder a la totalidad del monto del beneficio.

En cambio, aquellas trabajadoras con una jornada laboral que sea inferior a 30 horas e igual o mayor a las 15 horas semanales “tendrán derecho a los dos tercios del monto del beneficio”, dice el texto.

En tanto, aquellas cuyo trabajo le implique menos de 15 horas, no podrán acceder al beneficio. Sin embargo, en este caso el texto precisa que en el caso que el trabajador tenga dos o más contratos de trabajo en régimen de jornada parcial, podrá tener derecho al beneficio si la suma de todas las jornadas cumple con el mínimo establecido en el párrafo anterior.

Entidad administradora

Respecto a este fondo de carácter solidario, el texto señala que deberá ser administrado por una sociedad anónima constituida en Chile o una agencia extranjera constituida en el país, la cual deberá ser elegida mediante una licitación pública.

Esta entidad deberá iniciar sus operaciones en un plazo máximo de 12 meses desde la publicación de la ley, y la Superintendencia de Pensiones será la entidad competente para realizar las funciones de supervigilancia, control y fiscalización del fondo.

La ley permitirá, además, que los recursos del fondo se puedan invertir en distintos instrumentos financieros, como fondos mutuos nacionales.

Entre los artículos transitorios que contempla la norma, se considera un aumento de la dotación de la Superintendencia de Pensiones en un máximo de 6 cupos a partir del mes siguiente de la conformación de la sociedad administradora.

Compleja tramitación en el Congreso

Al interior del gobierno son conscientes de que si bien la universalidad de la sala cuna es un tema que genera varios adeptos en el Congreso, saben que existe un sector que no está de acuerdo con que la iniciativa se relacione al Ministerio del Trabajo y no a la cartera de Educación como un derecho de los niños menores de 2 años.
Para facilitar el diálogo con los parlamentarios, y así lograr despachar la iniciativa lo antes posible, cercanos a la cartera de Trabajo han señalado que el ministro Nicolás Monckeberg ha tomado contacto con varias organizaciones sociales para hacer énfasis en la necesidad de aprobar una iniciativa de este tipo y así sensibilizar a los parlamentarios de oposición.
"La idea es ponerle rostro a esta necesidad, y por eso se ha pedido humanizar la urgencia de contar con un proyecto de este tipo a través de las personas que la necesitan", dice una cercana a Trabajo.
En tanto, hay parlamentarios como el senador socialista Juan Pablo Letelier, que si bien han manifestado estar de acuerdo con la idea del proyecto, rechazan la iniciativa porque seguiría siendo un tema que "se carga" a las mujeres. Otros no estarían de acuerdo debido a diferencias con la fórmula de financiamiento.

Fuente: Diario Financiero