Cae poder adquisitivo de los chilenos y trabajadores con contrato suman cinco meses seguidos de bajas

Publicado el 06 de julio de 2018
Fuente: Pulso La Tercera

Informe del INE revela un descenso de 0,8% en las remuneraciones reales entre enero y mayo. Adicionalmente, el índice de puestos de trabajo (IPT) acumula un retroceso de 3,8% en 2018.

El quinto mes del año fue muy positivo desde el punto de vista de la actividad económica, sin embargo estos indicios de reactivación y mejores expectativas no se ven reflejados aún en el mercado laboral.

De acuerdo con el índice de remuneraciones y costo de mano de obra del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), correspondiente a mayo, las remuneraciones reales, es decir, aquellas que consideran la inflación, marcan un retroceso mensual de 0,5%, si bien en 12 meses anota una expansión de 1,1%.

Con el resultado de mayo, las remuneraciones reales totalizan una baja de 0,8% en lo que va del año. De mantenerse esta tendencia, se trataría del primer resultado negativo al menos desde 2010.

En términos nominales (sin considerar la inflación), las remuneraciones cayeron en 0,2% respecto a abril, mientras que avanzaron 3,2% anual.

Los sectores que tuvieron un mejor comportamiento respecto a los salarios fueron el comercio, la manufactura y la construcción.

Otra de las señales que muestran un mercado laboral débil respecto al repunte que está teniendo la economía, es el Índice de Puestos de Trabajo, que mide la evolución mensual del número de puestos de trabajo ocupados por trabajadores contratados y remunerados, es decir, empleos formales.

Este indicador, según el informe del INE, consignó la quinta baja consecutiva, con un descendo interanual de 3,2% en mayo, acumulando un retroceso de 3,8% al quinto mes del año. Ahora, respecto a abril, los puestos de trabajo presentaron una disminución menos pronunciada, de 0,1%.

Débil panorama hasta 2019

Este débil inicio de año para el mercado laboral se podría seguir presentando durante todo 2018. Por lo menos así lo estima el economista y socio de Rojas y Asociados, Patricio Rojas, quien señala que “era esperado que el mercado del trabajo tuviera una correlación más rezagada, por lo que estará mucho más dinámico el 2019”.

Para el economista, esto tiene relación con los ajustes que aún se están realizando al interior de las empresas, dado el período de bajo crecimiento que se dio en los cuatro años anteriores.

Pero también apunta a un cambio estructural que está viviendo el mercado laboral, con la automatización de puestos de trabajo, dice. “Las empresas están haciendo ajustes en sus planillas por la automatización (…). Esto está ocurriendo en diversas partes del mundo y que tiene directa relación con las personas, lo que está afectando principalmente a las personas con menor calificación”.

Una visión similiar comparte la economista y directora ejecutiva del Centro de Estudios Financieros en ESE Business School Chile, Cecilia Cifuentes, quien sostiene que “las cifras de puestos de trabajo son preocupantes, porque estos son empleos de calidad y mejores características (…). Uno de los factores que está impactando esto es la automatización, porque una de las características de este fenómeno es que lleva a más empleos a cuenta propia e incluso a la informalidad, como el Uber, por ejemplo, donde las remuneraciones son buenas, pero sigue siendo un trabajo informal”.

Fuente: Pulso- La Tercera

Galería de Imágenes