Actualidad

Presidente de Valmar y compra de clínicas de Masvida: “Queremos tener una red a nivel nacional”

Publicado el 15 de junio de 2018
Fuente: Diario Financiero

Hoy se firmará el acuerdo que sella el ingreso de los grupos penquistas Valmar y Madesal al 51% de la red de clínicas del holding de médicos.

Luego de meses de negociaciones, finalmente hoy Empresas Masvida firmará el acuerdo de incorporación de socios para la red de clínicas. Así, la sociedad conformada por los grupos penquistas Valmar y Madesal sella su ingreso al 51% de la propiedad. La red -que incluye cinco clínicas, entre ellas la Clínica Universitaria de Concepción (CUC), y las clínicas de Chillán, Calama, Puerto Montt y Rancagua- recibirán un aporte de capital de $ 6.500 millones que se destinarán a reordenar su situación financiera.

El presidente de Valmar, Nicolás Imschenetzky reveló que tras la firma de hoy se procederá a enterar el capital y presentarse a los equipos médicos de Concepción.

Pese a no tener ninguna relación con los negocios de la salud -Valmar tiene presencia en el área inmobiliaria y de casinos a través de Marina del Sol y Madesal ligado a la familia Saenz presente en el área forestal y en la red de gimnasios Sportlife zona Sur-, estas familias se arriesgaron tras la invitación del abogado de Masvida, Mario Rojas, a participar en las negociaciones.

“Estamos convencidos de aportar en esta sociedad y que no es solamente meter plata, sino que acercar este grupo a las personas adecuadas, entregarle el know how de administración que podamos tener tanto los Saenz como nosotros en los distintos negocios en los que estamos, esto podría ser un activo más importante incluso que el aporte financiero para el grupo Masvida”, explica.

Ordenando la casa

Según el ejecutivo la meta es reordenar toda la red de clínicas de aquí a fin de año y después poder crecer a nivel nacional, dejando de lado la Región Metropolitana, dada la poca oferta de clínicas con que se cuenta en regiones.

“Queremos revitalizar las clínicas, ponerle una inyección de energía aparte del capital y también de nuevos procedimientos y un desarrollo con una mirada, no de mantener lo que está ni tampoco de generar más campos médicos, sino de generar un negocio que crezca, que crezca en otras ciudades, en otras regiones y poder terminar con una red clínicas en todo el país, que es lo que nos motivó a las dos familias y llegar a economías de escala”, comenta.

Imschenetzky dice que por ahora se van a centrar en mejorar la atención de las clínicas y reordenarlas administrativamente, para después pensar en un plan de crecimiento en conjunto con sus socios.

El ejecutivo también explica que quieren mantener las sociedades con los médicos locales como es el caso con Chillán, Puerto Montt y Calama que participan en la propiedad de esas clínicas, mientras que en Concepción esperan repotenciar su sociedad con la Universidad de Concepción, que posee un 20% de la CUC. Esta clinica aprobó un reorganización judicial para enfrentar sus deudas que ascendían a $ 59 mil millones.

“Hoy las clínicas funcionan bien pero en la parte médica, querían seguir funcionando y ofrecer un servicio de calidad en salud pero hotelería y hospitalidad estaba realmente mal, los resultados operacionales se están recuperando porque el capex de mantenimiento y mejoras están en cero”, aclara.

Por lo pronto ya están tomando las primeras medidas, como la compra del edificio aledaño a la CUC, que hasta ahora se arrendaba y la venta de su centro en San Pedro de la Paz y el cierre de otro en Concepción.

Además habrá un equipo de ejecutivos que gestionará todas las clínicas desde Santiago, liderado por Gonzalo Grebe, ex gerente general de Clínica Las Condes y quien asesoró al grupo inversionista en el due diligence.

Casinos: "La licitación era tan mala que estamos evaluando Perú"

Aliviado se declaró Nicolás Imschenetzky por no haber participado de la licitación que declaró ganador a Enjoy por haber logrado retener los casinos de Viña del Mar, Pucón y Coquimbo y además sumar otra plaza como fue Puerto Varas.
"Yo no sé aún quién es el ganador, yo quiero esperar a que paguen los cheques que se comprometieron, que paguen todos los impuestos que tienen que pagar y ahí vamos a ver quién ganó al final.
-¿Considera que los números no dan?
-Yo estoy muy contento de haberme abstenido del proceso. Es solo de mirar los números, no entiendo para nada las ofertas que hicieron ni Sun Dreams ni Enjoy, menos la de Enjoy, no sé si les olvidó algo, no sumaron algo.
¿Pero Viña era una plaza muy cotizada?
-Viña vende 2 millones de UF a eso hay que descontarle un 20% de impuesto al juego, hay que cargarle el IVA, se comprometieron a pagar a 830 mil UF al año fijo al municipio y con todo eso quedan 400 mil UF para pagar todos los costos de operación, electricidad, mantener el edificio, a mi juicio no da. A mí la licitación no me cuadra.
No era un secreto que el grupo penquista operador de los casinos Marina del Sol, de Talcahuano, Calama, Chillan y Osorno, no estuvo de acuerdo con la licitación de casinos municipales por la ley que las regirá y la alta tasa impositiva,
-¿Están mirando otros mercados?
-Estamos trabajando fuerte en eso con pena porque me hubiera gustado haberme expandido dentro de Chile. Estamos trabajando muy motivadamente en Perú es un mercado que nos gusta mucho y lo vemos estable política y económicamente, después de la salida de PPK se mantuvo estable. Estamos evaluando abrir salas de juego en todo Perú pero con un socio local, la idea es asociarnos con alguien que tenga salas y potenciar lo que tienen y de ahí crecer.

Fuente: Diario Financiero