Parlamentarios de Chile Vamos plantean que el próximo gobierno debe ingresar su reforma previsional durante el primer semestre

Publicado el 26 de diciembre de 2017
Fuente: El Mercurio

Diputados y senadores UDI y RN miembros de las comisiones de Trabajo de ambas Cámaras.

La reforma a las pensiones se perfila como uno de los cambios estructurales más importantes que deberá impulsar en materia económica el próximo gobierno del Presidente electo Sebastián Piñera.

A diferencia de la administración de la actual Mandataria, Michelle Bachelet, que no alcanzaría a reformar el modelo, existe consenso respecto de que el próximo gobierno será el encargado de enfrentar importantes modificaciones al sistema, entre las que lidera el alza en la tasa de cotización, que se ha mantenido en 10% desde que se creó el sistema de AFP en 1981.

En Chile Vamos parece haber absoluta conciencia de que esta es una de las prioridades que tendría la segunda administración de Piñera.

"El Mercurio" consultó a actuales diputados y senadores UDI y RN de las comisiones de Trabajo del Senado y la Cámara de Diputados acerca del desafío que implicará para su gobierno la tramitación de esta iniciativa y todos concuerdan en que debe ser una de las principales reformas para el período presidencial 2018-2022, y la mayoría apuesta a que debiera presentarse el primer semestre del año que está ad portas de comenzar.

El diputado RN Nicolás Monckeberg plantea que "la reforma a las pensiones es urgente y sin duda debe ser prioridad para los primeros meses del gobierno". Así, apunta a que debería ser el primer proyecto en materia laboral de la gestión de Sebastián Piñera.

En la misma línea, el diputado UDI Patricio Melero afirma que esta materia debe estar dentro de las cinco prioritarias. "Sin duda que en el marco del primer semestre del gobierno habrá iniciativa de ley, que nos permita en el primer año tener una reforma previsional, si no totalmente terminada y tramitada, muy avanzada".

Cristián Monckeberg, diputado y presidente de RN, dice que "los temas complejos, de cambios estructurales, hay que llevarlos al Congreso lo antes posible para empezar su tramitación, porque son difíciles y, por lo tanto, requieren de tiempo. Para hacerlos bien, la mejor sugerencia es llevarla lo antes posible". Así, cree que se debiera ingresar un nuevo proyecto. Para Nicolás Monckeberg, en tanto, "la idea es mantener los aspectos positivos (de la actual iniciativa que está en el Congreso) y corregir definitivamente aquellos que, a nuestro juicio, están equivocados".

Para el diputado UDI Felipe De Mussy, lo lógico sería ver en qué situación termina la actual reforma presentada por la administración de la Presidenta Bachelet, "y dependiendo de ello, presentar una indicación sustitutiva o un nuevo proyecto. Todo eso, creo, debería hacerse dentro de los 100 primeros días".

Parlamentarios de otras comisiones también concuerdan en estas ideas. El senador RN José García Ruminot, miembro de la comisión de Hacienda de la Cámara Alta, afirma que "el reclamo y demanda por mejores pensiones es absolutamente válida y razonable. Ni el Ejecutivo ni el Poder Legislativo pueden hacer oídos sordos a esa demanda ciudadana". En ese contexto, asegura que la reforma previsional debe tener "una prioridad muy muy importante". De lo contrario, advierte, "cuanto más nos demoramos en incrementar la cotización, más postergamos y más daño les hacemos a las futuras pensiones, a los actuales trabajadores.

Necesidad de acuerdos

Los legisladores también coinciden en la necesidad de generar amplios consensos en esta materia. Hernán Larraín, senador UDI, cree que uno de los desafíos estará en el debate en el Congreso. Con ello, plantea que el Presidente, una vez que asuma, "debe abrir un espacio de conversación para impulsar el proyecto que ha elaborado con los cambios que se puedan conversar para asegurar su aprobación". Con ello, estima que se tendría que ingresar un nuevo proyecto o una indicación sustitutiva al actual con una conversación para, sobre esa base, llegar a consensos.

De Mussy sostiene que la reforma al sistema de pensiones tiene que desarrollarse bajo la lógica de la búsqueda de grandes acuerdos. "El poder dialogar no solamente dentro de Chile Vamos, sino también con la DC, el Partido Radical y con todos quienes quieran ser parte de este gran acuerdo es fundamental".

En este contexto, Melero señala que "lo que está claro es que hay que sentar las bases para lograr un acuerdo mayor al que consiguió este gobierno".

Principales medidas que incluirían los proyectos de cambio al sistema previsional y de mejora a las pensiones solidarias del Presidente electo

Aumento de cuatro puntos en la cotización con cargo al empleador

El Presidente electo, Sebastián Piñera, impulsaría un aumento de cuatro puntos en la tasa de cotización con cargo al empleador y que vaya íntegro a las cuentas individuales. En régimen, esta iniciativa significaría un incremento de 40% en las pensiones y beneficiará a los 5,2 millones de cotizantes actuales, según su programa de gobierno.

Alza de pensiones solidarias

Propone incrementar los aportes fiscales al Pilar Solidario en un 42%, para aumentar la Pensión Básica y el Aporte Previsional Solidario, extendiendo su cobertura hacia la clase media. La medida busca incrementar las pensiones solidarias por tramo de edad, con lo que a mayor edad, más alto sería el incremento en las jubilaciones solidarias, para darle una protección especial a la cuarta edad.

Subsidio por años de cotización

Prometió aumentar las pensiones de la clase media con un complemento de sus pensiones con cargo fiscal para los hombres que hayan cotizado más de 20 años, el que aumentará cuando se postergue la edad de jubilación. En el caso de las mujeres, sería para aquellas que han ahorrado por más de 16 años.

Incentivos para postergar el retiro

Plantea autorizar el retiro de un monto de libre disposición a quienes posterguen la edad de jubilación equivalente al 50% del mayor ahorro logrado fruto de dicha decisión.

Mayor competencia en el sistema

Sebastián Piñera apunta a mejorar el servicio y la competencia en la industria de AFP y se ha abierto a la posibilidad de que entren nuevos actores, como cajas de compensación. También evaluaría la idea de crear una AFP estatal.

Fuente: El Mercurio

Categorías asociadas

La Seguridad Social en Chile: Pensiones

Sala de prensa: Seguridad Social en los medios