Gobierno ingresa proyecto para usar US$ 234 mills. acumulados en las AFP sin un dueño claro

Publicado el 21 de diciembre de 2017
Fuente: El Mercurio

Busca beneficiar con estos recursos a los afiliados al sistema de capitalización individual, dando prioridad a aquellos pensionados y personas más próximas a jubilar, con menores niveles de ahorro previsional.

En medio de la cuenta regresiva de la tramitación legislativa antes del cambio de mando de marzo 2018, ayer el Gobierno sorprendió con el ingreso de un nuevo proyecto de ley sobre pensiones. Esta vez se trata de una "deuda" que tenía el Ejecutivo por una petición que había realizado hace unos meses la Comisión de Trabajo de la Cámara de Diputados para que el Gobierno distribuya los rezagos del sistema de capitalización individual.

Estos rezagos corresponden a recursos que han sido recibidos por las AFP por concepto de cotizaciones previsionales, pero no han sido ingresados en las cuentas individuales de los afiliados, fundamentalmente, ya que su pago ha sido efectuado con información incompleta o errónea en la identificación de los trabajadores.

El monto total de esos recursos ascendía a julio de este año, al 0,12% del total de los fondos de pensiones (unos US$ 234,5 millones) y el 83% tiene una antigüedad superior a cinco años.

Con el proyecto, el Gobierno busca que los recursos se distribuyan entre los afiliados (hombres y mujeres) al sistema de capitalización individual, dando prioridad a aquellos pensionados y personas más próximas a jubilar, con menores niveles de ahorro previsional. La repartición de los recursos se focalizaría en la "población más vulnerable afiliada al sistema de capitalización individual".

Específicamente, la medida beneficiaría al 60% de los jubilados con menor pensión autofinanciada de referencia y el 60% de los afiliados no pensionados con menor saldo en su cuenta de capitalización individual, que se encuentren a menos de cinco años de la edad legal de pensión. Así, quienes estén a menos de un año de cumplir la edad o ya la hayan cumplido, obtendrán un 80% de lo que corresponda a los pensionados. En tanto, quienes están a menos de dos años recibirían un 60%; los que estén a menos de tres años un 40%; y a quienes les falten menos de cinco años, les llegaría 20%.

Para concretar esta distribución, la iniciativa contempla que las AFP hayan agotado todas las acciones a su alcance para poder determinar la propiedad de los respectivos rezagos y que estos últimos sean de una "antigüedad mínima tal que haya permitido reclamarlos".

El gerente general de la Asociación de AFP, Fernando Larraín, sostuvo que el proyecto de ley presentado "no se hace cargo de situaciones que han ocurrido y que seguirán ocurriendo como que un trabajador dueño de estas cotizaciones reclame su propiedad". El ejecutivo del gremio añadió que las AFP hace años que han hecho todo lo que está a su alcance para identificar a los dueños de esos fondos. "Este es un tema muy sensible del que el proyecto de ley no se hace cargo. Estamos dispuestos a trabajar en este tema y hacer cambios, pero queremos estudiar bien el proyecto para ver sus alcances e impacto", dijo.

La economista y directora del Programa Social de LyD, Alejandra Candia, aseguró que "esa plata pertenece a los cotizantes y, por ende, no parece del todo adecuado generar una regla arbitraria para repartir recursos que son de los trabajadores entre pensionados y/o cotizantes, lo que no obsta a que se debiese estudiar un mecanismo objetivo para proceder con estos recursos rezagados".

El diputado PS Osvaldo Andrade -que fue uno de los precursores del proyecto- ve viable que se apruebe si el Gobierno le pone urgencia y hay disposición en el Congreso. Añadió que esto se haría una sola vez porque las AFP en adelante no debieran acumular más rezagos.

Por su parte, el diputado de la UDI Patricio Melero señala que es un fondo importante de recursos y que servirían para la mejora de las pensiones. "Me parece que se les dé un destino a esos fondos en beneficio de los propios cotizantes, siempre y cuando se hayan agotado todos los esfuerzos. El plazo tiene que ser más amplio y podría dejarse un porcentaje de los fondos que no se redestinen y que queden en resguardo para eventuales situaciones (si aparecen los dueños)", señaló.

Por último, el diputado Nicolás Monckeberg (RN) dijo ser partidario de que esos fondos se destinen a las pensiones solidarias más bajas, y no entre los cotizantes y jubilados con menor ahorro: "Me parece mal hacerlo a toda carrera y tomando decisiones que son equivocadas, como no distribuir estas pensiones en las básicas solidarias".

Fuente: El Mercurio

Categorías asociadas

La Seguridad Social en Chile: Pensiones

Sala de prensa: Seguridad Social en los medios