Desistimientos a la baja y menor stock anticipan un 2018 de crecimiento para la construcción

Publicado el 13 de diciembre de 2017
Fuente: Diario Financiero

Pese a que las ventas han crecido en los últimos trimestres, la renovación de la oferta no evoluciona al mismo ritmo, lo que favorecerá el negocio en 2018.

La persistente desaceleración, que no dejó ileso al sector de la construcción, mantiene la cuota de cautela en las empresas del rubro inmobiliario. Sin embargo la conjugación de un stock de oferta controlado e incluso nivel de desistimientos a la baja, están dando buenas perspectivas para el desempeño del sector el próximo año.

Las empresas -según consta en sus resultados a septiembre- han mantenido acotado el incremento en la oferta. Este es el caso de las empresas Salfacorp, Socovesa, Besalco, Moller & Pérez-Cotapos, Manquehue y Echeverría Izquierdo.

Las mayores variaciones se dieron en Manquehue, que transitó desde las 441 unidades disponibles a septiembre de 2016 a 316 en el mismo período de este año. La sigue Socovesa que pasó de 1.412 a 1.290 unidades. Y, más atrás, Salfacorp que a través de Aconcagua descendió de 487 a 397 unidades, en medio de la transformación que está experimentando en su modelo de negocios (ver relacionada).

La excepción la marcó Paz Corp que subió de 623 a 734 unidades su stock disponible e Ingevec que escaló de 364 a 497 unidades.

El este nivel de negocios ha ido acompañado de un mejor comportamiento a nivel de las compras. Esto, porque los desistimientos de quienes buscan adquirir una vivienda se han mantenido estables e incluso han ido a la baja en algunos casos, contrario al deterioro económico que se esperaba.

En empresas como Besalco pasó de 32 a 22 desistimientos, mientras Echeverría Izquierdo de 37 a 23. Las alzas se encuentran en compañías como Salfacorp (de 245 a 334) y Socovesa (de 134 a 150).

¿Ajuste por incertidumbre?

Sobre el ajuste a la baja del stock disponible, el gerente de Estudios de la Cámara Chilena de la Construcción (CChC), Javier Hurtado, plantea que la demanda, si bien está aumentando lentamente, va caminando lento ante el débil crecimiento económico.

"De alguna forma, si bien están iniciándose nuevas obras, la verdad es que hoy tienen un stock que está en proceso que es relativamente importante, por el cual a lo mejor tiene mucho más sentido ir ajustándose por lo que está en construcción", sostiene.

Añade que puede ser una razón de proyección económica o un ajuste por la incertidumbre, pero insiste: "Las ventas están subiendo razonablemente, por lo cual no hay un desequilibrio, pero puede ser entendible un enfoque más cauteloso".

El director ejecutivo de la Asociación de Desarrolladores Inmobiliarios (ADI), Vicente Domínguez, explica que "después del período en el cual estuvo esa explosión por el IVA de la inversión, lo normal es que volvieran a los ritmos habituales y no a los mismos anteriores, entonces el volumen de negocios, si bien está relativamente plano, la inversión ha bajado", por lo que atribuye a la baja un hecho puntual.

Aconcagua libera 900 mil UF con plan de desistimientos

Un plan especial de desistimientos impulsó hacia mediados de año Inmobiliaria Aconcagua, una de las unidades de negocios de SalfaCorp, lo que permitió liberar compromisos de propiedades equivalentes a unas 900 mil UF.

Según consta en sus resultados, esta media llevó a que sus indicadores mostraran un fuerte crecimiento, pasando de una tasa de 14,4% a septiembre de 2016 de personas que no concretan una venta a 25,4% en este período, medido en unidades.

La medida surgió a raíz de las condiciones económicas -de crédito más restrictiva y menor crecimiento- que complicaban que esas ventas se concretaban. De esta forma, además, la inmobiliaria pudo contar con un stock en pie que podía colocar a mejores precios, dada la evolución que ha tenido el mercado.

Trascendió que la compañía está colocando nuevos filtros a la hora de promesar, para bajar justamente el riesgo de tener una tasa alta de desistimientos.

Esto, se da en un contexto donde la compañía ha ido transitando hacia una nueva estrategia de negocios, enfocada en los productos. Esta reorganización interna de la empresa los ha llevado a focalizarse en viviendas de entre 1.500 a 6.000 UF aproximadamente, el segmento con mayor demanda del mercado y el que más crece.

En casas, además, pasaron de tener 160 modelos a solo 25, lo que tiene la ventaja de generar economías de escala a la hora de levantar esas unidades y conformar un tren productivo.

Las etapas de los proyectos son más acotadas, lo que tiene la ventaja de ir controlando el stock disponible.

Hoy se estima que el 55% de la oferta de la empresa está en casas, aunque se espera esto vaya disminuyendo en los próximos años, donde edificios tomará más preponderancia.

Fuente: DF

Galería de Imágenes

Categorías asociadas

La Seguridad Social en Chile: Beneficios Sociales

Sala de prensa: Seguridad Social en los medios