logo Ciedess

Costo de vida de adultos mayores supera el promedio nacional

Solo en los últimos doce meses, mientras el índice del nivel de precios de la canasta nacional varió 1,9%, en el IPC 60 subió 2,3% y en el IPC 70, 2,6%.

Fuente: La TerceraPublicado el 19 de septiembre de 2017.

Un estudio de la Corporación de Investigación, Estudio y Desarrollo de la Seguridad Social (Ciedess) muestra la brecha entre la variación del costo de la vida de los adultos mayores respecto al resto de los chilenos activos. Esto, comparando las cifras del IPC Nacional, con el IPC Adulto Mayor (IPC AM) dividido en dos segmentos: IPC 60 años e IPC 70 años, entre enero de 2014 y julio 2016.

De acuerdo al análisis, mientras el IPC nacional en julio se situó en 115,45, el IPC 60 se ubicó en 116,51 y el IPC 70 en 117,42, lo que significa que la canasta que mayor alza ha tenido en este período es la que representa la muestra de hogares compuestos por adultos mayores de 70 años o más. Esto implica aumentos de 12,6% en el IPC nacional, y de 13,1% y 14,1% para los IPC AM 60 y 70, respectivamente, en los últimos tres años medidos por este índice.

PUBLICIDAD
inRead invented by Teads

Solo en los últimos 12 meses, mientras el índice del nivel de precios de la canasta IPC ha variado en 1,9%, la canasta de IPC 60 lo hizo en 2,3% y la del IPC 70 en 2,6%. A partir de esta cifras, la gerente general de Ciedess, María José Zaldívar, explica que "esto quiere decir que, sujeto a su canasta, el presupuesto de los adultos mayores ha perdido su poder adquisitivo en mayor cuantía del que lo ha hecho el total nacional, sobre todo si se toma en cuenta que el reajuste se hace en función de un IPC (el nacional) que es menor al que correspondería a su canasta de bienes y servicios".

Puesto en palabras simples, precisa que "el reajuste actual por IPC subestimaría el reajuste real o necesario que debería tener el presupuesto del adulto mayor para que este no pierda su poder adquisitivo respecto a la adquisición de su canasta de bienes y servicios". Por otro lado, afirma que "en un escenario sin reajustes y con inflación, en los últimos 12 meses, la misma cantidad de dinero le ha alcanzado para comprar una menor cantidad de bienes en su canasta en comparación a la menor cantidad que ha dejado de comprar la población general en su canasta".

El tema cobra relevancia al situarlo en el contexto de bajas pensiones que afecta a un grupo importante de jubilados, situación que el Ejecutivo espera mejorar con una reforma al sistema, que asegure alzas a las pensiones actuales en un 20%. Y es que como explica Zaldívar, aunque las pensiones estén indexadas a la UF, "este ajuste es menos inflacionario que la canasta del grupo de pensionados en particular, generando una brecha en el tiempo y restricción de consumo cada vez más progresiva".

En este sentido, dice, "las autoridades se quedan cortas respecto de la medición de las reales necesidades de este grupo". Por ello, la construcción de indicadores focalizados en el adulto mayor "es un insumo fundamental para el diseño de políticas públicas orientadas a este segmento, ya que permite focalizar de mejor manera beneficios (económicos, bienes y servicios), junto con maximizar el uso de los recursos disponibles para estas medidas", sostiene.

Así, éstas y otros beneficios de carácter social, orientadas a suavizar el gasto en consumo de los adultos mayores, debe enfocarse en las divisiones de alimentos y bebidas no alcohólicas, de vivienda y servicios básicos y de salud.

Detalles

El análisis de Ciedess se basa en una canasta de productos a partir de la Encuesta de Presupuesto familiar que elabora el INE, separando aquellos más consumidos por los adultos mayores. Cada producto tiene una ponderación distinta, de acuerdo al comportamiento de consumo. Las divisiones que tienen mayor ponderación dentro del IPC 60 son Alimentos y Bebidas no Alcohólicas, con un 23,39%, la de Vivienda y Servicios Básicos con 19,63% y la de Salud con 12,88%. En el IPC 70 son las mismas, con ponderaciones de 23,16%, 21,34% y 12,52%, respectivamente.

En ellas las brechas entre el IPC y los IPC AM, son de alrededor de un punto. Pero hay otras en que las brechas entre el IPC nacional y el IPC AM es mayor, como Salud, donde el IPC nacional es de 120, mientras que el IPC 60 es de 122 y en el IPC 70, de 123.

En el caso de equipamiento y mantención del hogar, el IPC nacional se sitúa en 115, mientras que en ambos IPC AM, es de 120.

Fuente: La Tercera

Galería de Imágenes

Categorías asociadas

La Seguridad Social en Chile: Pensiones

Sala de prensa: Ciedess en los medios