Huelgas aprobadas durante el primer semestre anotan su menor nivel desde 2010

Publicado el 08 de agosto de 2017
Fuente: Diario Financiero

El deterioro de la economía y las negociaciones anticipadas son algunos de los factores en juego que explicarían la baja, según los expertos.

En medio de la plena vigencia de la reforma laboral, las huelgas aprobadas -votadas por los sindicatos- registraron su nivel más bajo desde 2010. Según registros de la Dirección del Trabajo (DT), entre enero y junio de este año se aprobaron 293 huelgas legales que involucraron a 37.123 trabajadores. Dichas cifras son las más bajas desde igual período de 2010, cuando se registraron 273 paros con 25.213 empleados involucrados.

Comparando año contra año, durante el primer semestre se aprobaron 293 paralizaciones frente a 335 huelgas del año pasado.

Los sectores de la economía donde se produjeron los mayores movimientos durante el primer semestre de este año fueron la industria manufacturera, donde se registraron más huelgas aprobadas, con 16% del total. Le siguió Transporte, Almacenamiento y Comunicaciones, con 12,62% y el tercer lugar fue para el sector de Comercio, con 12,28%.

A la baja que registraron las huelgas aprobadas, los paros que fueron votados por los trabajadores y que efectivamente fueron realizados hasta junio de este año también disminuyeron en relación a 2016. Así, de las 293 huelgas votadas en el período, solo 51 se materializaron.

¿Efecto de la economía?

Y aunque los expertos coinciden en que las cifras de la DT solo muestran una parte de la realidad laboral del país, considerando que solo involucran procedimientos reglados que siguen sindicatos dentro del marco de negociación colectiva, advierten que existe un consenso general en que sí hay un aumento en la conflictividad, ya que se expresan conflictos en otras vías que no son recogidas por el ente fiscalizador.

Sin embargo, para el director del área laboral de Vergara, Fernández, Costa & Claro, Roberto Lewin, hay diversos factores que explican la baja. Por ejemplo, un "complejo escenario económico, político y judicial" que ha incidido en los esfuerzos que las empresas han puesto para evitar huelgas.

En esa línea, el abogado de LyD, Sergio Morales, asegura que la explicación de la baja en el número de huelgas no tiene su explicación en la reforma, sino en la situación económica del país y de las empresas. De todos modos, Morales pone su atención en el desglose por actividad, ya que "es en la minería donde sí se aumenta el número de huelgas y casi quintuplica el número de trabajadores involucrados, lo que se explica por las utilidades que este tipo de empresas obtiene y de la cual los trabajadores pretenden obtener algún tipo de participación".

El socio de AMLV Abogados, Zarko Luksic, dice que el declive se debe al bajo crecimiento y plantea que en el caso de este año, "la deficiente puesta en marcha de la reforma, con señales equívocas en temas sensibles como servicios mínimos, desincentivan que el sindicato negocie regladamente y obligan a negociaciones no regladas". Pero el profesor de derecho del Trabajo de la UDP, José Luis Ugarte, desestima el factor "situación económica" en la baja.

Jorge Arredondo, director del grupo laboral de AZ, asegura que "ante la entrada en vigencia de la reforma muchas negociaciones se anticiparon y se lograron acuerdos que evitaron una conflictividad de este tipo".

En tanto, el socio de Sáez y Fernández, Felipe Sáez, cree que son muy pocos meses de vigencia como para evaluar el impacto de la ley, aunque sí reconoce que hay factores coyunturales relacionados con la decisión de adelantar negociaciones, y otra más de fondo: que los sindicatos ahora van a negociar una vez durante la vigencia de su contrato colectivo.

Sube la conflictividad laboral en el país

Algunos expertos enfatizan que más allá de las cifras puntuales que recoge la Dirección del Trabajo (DT), es relevante observar los registros que intentan revelar el panorama general de las dinámicas laborales en el país.

Uno de ellos, por ejemplo, es el Observatorio de Huelgas Laborales (OHL) del Centro de Estudios de Conflicto y Cohesión Social (COES) y de la Facultad de Economía y Negocios de la Universidad Alberto Hurtado (UAH), que mostró recientemente que hubo 462 huelgas en 2016, un 20% más que en 2015 y el peak desde 1990. Esto dio cuenta de un aumento relativamente sostenido en la conflictividad laboral en Chile.

El informe evidenció que el alza se dio tanto en el sector público como privado, pero fue particularmente intenso en este último, donde subieron 26% a 197.

Clave en este avance fue la multiplicación de las huelgas que se dieron fuera del proceso de negociación colectiva reglada -definidas como "extra legales"-, las que pasaron de 85 a 133 desde 2015 a 2016, marcando un máximo histórico. Así y todo, el análisis de OHL de COES-UAH arrojó que el número de trabajadores involucrados en paralizaciones extra legales disminuyó en el mundo privado y, en particular, en el público.

Es decir, pese al alza movilizaron en promedio a un número menor de personas empleadas. Otra característica que observó la investigación es que los paros fueron más breves en 2016. La baja en la duración promedio de las huelgas fue de 1,4 días en el aparato público y de 1,2 días en las legales y extra legales privadas.

Fuente: DF

Galería de Imágenes

Categorías asociadas

La Seguridad Social en Chile: Empleabilidad

Sala de prensa: Seguridad Social en los medios