El Sernac oficia al comercio y a la banca por el acceso de los inmigrantes a las tarjetas de crédito

Publicado el 23 de julio de 2017
Fuente: El Mercurio

Abcdin entrega un cupo de $50.000 a extranjeros sin permanencia definitiva en Chile. Al igual que a los chilenos, les exigen una renta mínima de $100.000.

Mediante oficios enviados el 12 de julio a la banca y al retail , el Servicio Nacional del Consumidor (Sernac) pidió información sobre los requisitos que están exigiendo a los extranjeros para acceder a tarjetas de crédito. Además, se consultó cómo informan las condiciones crediticias a los inmigrantes que no hablan español.

El organismo explica que el objetivo es "evaluar si se están respetando los derechos (...) de este público vulnerable". Agregan que las tarjetas de crédito pueden ser "una herramienta para la adquisición de bienes necesarios para su establecimiento en el país. Sin embargo, su uso debe ser acompañado de los debidos resguardos a fin de evitar el sobreendeudamiento".

Esta semana, el Sernac debería recibir los datos solicitados y podría comenzar el análisis de los antecedentes.

Un mercado emergente

Avisos de Abcdin y de su tarjeta abcVISA circulan por las redes sociales de distintas comunidades de inmigrantes en Chile.

En ellos se ofrecen a los extranjeros una tarjeta de crédito sin tener aún la residencia definitiva en el país. Se pide acreditar una renta mínima de $100 mil, una antigüedad laboral de al menos 12 meses y un año de residencia temporal. Además, se exige cédula de identidad y no tener morosidades vigentes. Por usar la tarjeta, el costo mensual ronda los $4.990.

Yesid Castaño, líder de Colombianos Berracos en Chile, comunidad con más de 40 mil miembros en Facebook, explica que la multitienda capitalina les ofreció un convenio para publicitar esta alternativa.

Estos ingresos, argumenta, permitirían seguir ayudando a sus compatriotas: "Tenemos muchos gastos administrativos: abogados, psicólogos, repatriaciones de cadáveres de las personas que mueren acá", comenta.

Sobre esta alianza comercial, aclara: "Uno les dice, es tu opción si sacas la tarjeta o no la sacas, pero tienen que utilizarla de manera responsable".

Hites tampoco solicita residencia definitiva. La empresa afirma que decidió abrirse a este público, ya que se "detectó un incremento de personas de otras nacionalidades que realizaban compras en forma habitual en nuestras tiendas y no tenían acceso al crédito formal, evidenciando que la oferta de crédito era una necesidad real".

Tricot y La Polar exigen permanencia definitiva, junto con ingresos cercanos al sueldo mínimo. Más restrictiva, Falabella: exige una permanencia definitiva acreditada por un mínimo de cinco años.

Con un ingreso de $100 mil, Abcdin permite acceder a un cupo inicial de $50.000 en su tarjeta de crédito. Gonzalo Ceballos, gerente general de Créditos Organización y Finanzas S.A., administradora de abcVISA, recalca que esta renta mínima "no depende de la nacionalidad", ya que también se exige a los chilenos. Ceballos agrega que "todos los criterios que conforman nuestra política de crédito se enmarcan en la legislación vigente".

El senador Eugenio Tuma (PPD), por su parte, advierte: "Aquí hay un tema delicado. No me parece viable ningún tipo de crédito sin tener al menos un sueldo mínimo". En tanto, el diputado Luis Rocafull (PS), miembro de la bancada migrante, coincide: "Una persona que gana $100 mil, mal puede disponer de alguna cantidad de dinero para asumir alguna deuda. Veo ahí un arma de doble filo, la verdad".

Fuente: El Mercurio

Categorías asociadas

La Seguridad Social en Chile: Beneficios Sociales

Sala de prensa: Seguridad Social en los medios