Lista de espera de hospitales se acerca a los dos millones de casos por primera vez

Publicado el 20 de julio de 2017
Fuente: El Mercurio

La cantidad de prestaciones pendientes, incluyendo horas con médicos especialistas, intervenciones quirúrgicas y atenciones garantizadas en el plan AUGE, creció 11% desde marzo de 2014.

Cuando un médico le prescribe a un paciente del sector público la necesidad de visitar a un especialista o someterse a una cirugía, apenas este tiene la interconsulta en sus manos pasa a ser parte de la lista de espera.

El desafío de gestión en los hospitales es que la cantidad de gente que está esperando una prestación sea la menor posible y que esté el menor tiempo posible en esa situación. Pero las estadísticas muestran que eso no se está cumpliendo cabalmente, y la lista de espera está acercándose por primera vez a los dos millones de pacientes.

El último informe del Ministerio de Salud, con datos a mayo de este año, muestra que hay 1.939.887 personas aguardando una atención de salud que no está incluida en el plan AUGE. De ellos, 1.661.826 requieren una consulta con un médico especialista y 278.061 esperan por una intervención quirúrgica (ver infografía).

Pero, además, hay 11.622 prestaciones que tienen plazos de atención máximos garantizados en el plan AUGE, pero que no se han cumplido.

En total, entonces, son 1.951.509 pacientes del sector público que tienen una atención pendiente. Eso es 11% más que la cifra total (incluyendo casos AUGE y no AUGE) de la lista de espera que había en marzo de 2014.

En esa fecha, cuando asumió el actual gobierno de Michelle Bachelet, eran 1.763.507 los pacientes que aguardaban por una atención. Nueve meses después, en diciembre de 2014, esa cifra había subido a 1.870.612.

Los datos varían mes a mes, aunque igualmente se ve una tendencia al alza. En diciembre de 2015, por ejemplo, eran 1.754.860 las personas en lista de espera; pero un año después, nuevamente la cifra había subido a 1.844.223 pacientes con atenciones pendientes.

De las prestaciones no incluidas en el plan AUGE, la lista de espera para cirugías es la que más aumenta: de 194.939 casos en marzo de 2014 a 278.061 en mayo de este año. Es decir, un incremento de más de 83 mil atenciones, o de 43%.

También, las atenciones AUGE retrasadas han tenido un crecimiento importante, de 85% en los 38 meses del período de gobierno, pasando de 6.274 a 11.622 casos.

Sobre las esperas AUGE, el informe del Ministerio de Salud asegura que en un trabajo desarrollado junto a la Superintendencia de Salud y Fonasa se identificaron 804 personas que no se pudieron contactar después de intentarlo a través de carta certificada y visita domiciliaria, "por lo que las garantías pendientes de gestionar ascienden a 10.818".

Plazos más cortos

Igualmente, el documento de la cartera expone que aunque hay más gente en lista de espera, el tiempo promedio que pasan los pacientes en esa condición es menor que hace tres años.

En el caso de las consultas con un médico especialista para una atención no AUGE, en marzo de 2014 se esperaba un promedio de 416 días, y ahora son 288 (128 jornadas menos). Mientras, para las cirugías, a inicio del gobierno se aguardaba una media de 462 días y hoy, 392 (70 días menos).

"Igualmente, tenemos personas que esperan dos, tres años o más", dijo el senador José García Ruminot (RN), miembro de la subcomisión mixta de Presupuestos que revisa estos datos de Salud. El parlamentario añadió que "la explicación que nos ha dado el ministerio es que han disminuido los tiempos de espera, y, sin quitarle mérito a eso, la verdad es que cuando las personas no son tratadas oportunamente, agravan su estado de salud, no pueden seguir trabajando, no rinden. Esto es un problema nacional".

La diputada integrante de la comisión de Salud de la Cámara, Karla Rubilar (independiente), dijo que "es muy complejo ver que en vez de bajar la lista de espera, la vamos aumentando, llegando a niveles nunca antes vistos", y agregó que "el tema es quién responde por la gigantesca espera de las personas. Es un derecho humano básico, por eso pediremos junto al diputado Javier Macaya (UDI) que el Instituto de Derechos Humanos evalúe fiscalizar este tema".

El diputado Juan Luis Castro (PS) dijo que "estas cifras son muy graves y demuestran el empeoramiento de gestión en materia de salud", mientras que su par del PPD Miguel Ángel Alvarado declaró que "son números dramáticos que tenemos que enfrentar con una política de Estado seria, porque hasta ahora no hemos sido capaces de frenarlos".

El impacto del AUGE en quienes esperan atenciones no garantizadas

Aunque siempre han existido, las listas de espera se han convertido en uno de los principales nudos para las diferentes administraciones que han pasado por el Ministerio de Salud desde la creación del plan AUGE, en 2005.

El impacto sobre la gente que espera un turno es que al priorizar las prestaciones en la red de salud, todo lo que no está en el AUGE sufre de un deterioro en los plazos de atención, aunque hoy, a doce años del inicio del programa, ese aumento no ha sido cuantificado por ningún gobierno.

Sin embargo, las últimas tres administraciones han intentado intervenir de distinta forma en la acumulación de pacientes sin atender.

El primer gobierno de Michelle Bachelet (2006-2010) ideó lo que se llamó un "Plan de 90 días", que buscó entregar más de 89 mil cirugías en tres meses, para resolver los casos más antiguos. Luego, el gobierno de Sebastián Piñera (2010-2014) aseguró haber terminado con las listas de espera previas a 2010, pero luego sumaría 260 mil casos nuevos.

La actual administración ha optado por "renovar" las listas, intentando reducir el tiempo de permanencia en las mismas.

El tema ha cobrado tal relevancia, que en esta década se decidió obligar a mantener informado al Congreso periódicamente sobre los avances en esta materia. Y como cada gobierno ha ocupado una metodología distinta para notificar a los parlamentarios, la comparación de datos es difícil para los legisladores.

Fuente: EL Mercurio

Categorías asociadas

La Seguridad Social en Chile: Salud Común

Sala de prensa: Seguridad Social en los medios