Súper de Salud admite que en agosto de 2016 ya tenía clara la vulnerabilidad de Masvida

Publicado el 06 de junio de 2017
Fuente: El Mercurio

El regulador reconoció que una alternativa era no liberar garantías a la ex isapre, pero que eso habría anticipado la crisis y habría ahuyentado a un posible socio estratégico.

En medio de cuestionamientos por parte de varias clínicas por la liberación de $87 mil millones en recursos en garantía que permitió la Superintendencia de Salud a Masvida, entre mayo de 2016 y enero de 2017, el regulador hizo una férrea defensa de las razones que lo llevaron a visar el uso de estos dineros.

El superintendente de Salud, Sebastián Pavlovic, expuso ayer en la comisión investigadora del caso Masvida en la Cámara de Diputados, donde admitió que "ya en agosto de 2016 teníamos bastante clara la situación de vulnerabilidad en la cual estaba la isapre; pero, como paralelamente estaba encontrando una solución, nos parecía que teníamos que estar encima mirando si es que efectivamente podían resolver la situación en la que estaban". Esto, porque la compañía se encontraba en búsqueda de un socio estratégico, solución que les permitiría resolver su estrechez financiera. "Una alternativa podría haber sido negarse a esta solicitud, con lo cual habríamos provocado que se incumpliera el indicador de garantía y se habría desatado por adelantado una situación de crisis de la isapre", defendió el regulador.

Así, añadió que si no permitían la liberación de garantías -fondos "reservados" para el pago de las prestaciones de salud a sus afiliados-, podrían haber truncado el proceso de búsqueda de un socio. "Si interveníamos en ese momento, podíamos ahuyentar la entrada de un socio y provocar una crisis que iba a terminar afectando a los beneficiarios, prestadores y trabajadores", aseguró Pavlovic.

El regulador explicó a los diputados que, en medio del proceso de liberación de garantías, la isapre hacía un "bicicleteo" con su situación financiera: bajaban las garantías y el pasivo y después, al mes siguiente, subía el pasivo: "Se veían obligados a encajar garantías y no lo podían hacer con boletas de garantía, sino con la plata de su flujo; y, como esa plata iba a la garantía, se quedaban sin recursos para su giro normal y al mes siguiente tenían que volver a pedir".

La autoridad explicó que la situación real de los pasivos de la ex isapre ha sido uno de los grandes desafíos en los primeros meses del interventor, Robert Rivas, en su rol. Pavlovic aseguró que hoy la superintendencia mantiene cerca de $83 mil millones en garantías vigentes por parte de isapre Masvida, entre los cuales un porcentaje mayoritario está en efectivo; dinero que estaría disponible para distribuirse entre los acreedores.

No obstante, concluyó que de acuerdo con la información con que cuenta a la fecha "debería alcanzar razonablemente bien" para cubrir la deuda con prestadores y afiliados, pero advirtió que solo tendrán certeza de esto a través de los procesos de liquidación y reorganización judicial.

Fuente: El Mercurio

Categorías asociadas

La Seguridad Social en Chile: Salud Común

Agente asociado: Isapre Más Vida

Sala de prensa: Seguridad Social en los medios