Retailers elevan exigencias para dar crédito ante alza de morosidad por deterioro del mercado laboral

Publicado el 05 de junio de 2017
Fuente: Diario Financiero

A febrero, el nivel de cuentas impagas llegó a 10% del total de créditos de emisores no bancarios, según datos de la SBIF, frente al 6,3% de 2013.

La industria del retail financiero está en alerta. La morosidad de los créditos otorgados por los emisores no bancarios (o casas comerciales) pasó del 6,3% del total de la cartera en diciembre de 2013, a 10% a febrero de este año, según datos publicados recientemente por la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras (SBIF).

Las estadísticas corresponden a las cifras entregadas por CMR Falabella, Presto (Walmart Chile), La Polar, Abcdin e Hites, entidades que en conjunto mantienen 4,21 millones de tarjetas con operaciones al segundo mes del año.

En 2011, el área financiera de todos los retailers locales mantenía más de nueve millones de plásticos en uso, pero Cencosud traspasó el negocio a Scotiabank y Ripley a su división bancaria. De ahí la fuerte baja en el número de tarjetas, a lo que se ha sumado un desenso en el uso de los plásticos del comercio tras el fraude de las repactaciones de La Polar. En 2011, la industria elevó las exigencias para otorgar créditos, con lo cual se apuntó a los mejores clientes. También impactó el perdonazo Dicom un año después, en que se eliminó a miles de deudores de las listas de morosos.

Tras esta grave crisis -en que los bancos lograron captar un porcentaje no menor de buenos pagadores del retail- la industria del comercio volvió a soltar la billetera, pero con cautela. Sin embargo, hoy, y ante el alza en la morosidad, están volviendo a elevar las exigencias para dar crédito. En la industria lo atribuyen al deterioro del mercado laboral.

El segmento que más ha crecido es el de deudas en mora con 180 días o más, pero de menos de un año. Pasó de representar el 1,9% del total de la cartera en diciembre de 2013, a ser el 4,6% en febrero de este año.

"Las señales de aumento de la morosidad se comenzaron a ver a partir del segundo semestre del año pasado, anticipadas por el incremento del índice de repactaciones. Ha habido un deterioro gradual, pero aún dentro de parámetros muy razonables", dice Claudio Ortiz, vicepresidente ejecutivo del Comité Retail Financiero.

Destaca que, pese a que el desempleo aparece estable, se perciben caídas interanuales del empleo asalariado y un incremento abrupto de trabajadores por cuenta propia.

"La menor generación de empleos y el lento crecimiento de las remuneraciones impacta a la masa salarial, lo cual tiene repercusiones directas en los segmentos más vulnerables (C3, D y E) que son justamente los más expuestos al riesgo", dice Ortiz.

Al primer trimestre, la división financiera de Falabella (Promotora CMR) evidenció un alza en su cartera de colocaciones brutas de 12,3% en doce meses, mientras las provisiones se incrementaron 23,4%. La cartera vencida (+90 días) subió 27% en el primer trimestre, mientras la deuda promedio subió 11%, pasando de $ 598.085 a $ 663.089.

La empresa dijo que experimentó un aumento de los costos de venta de 9,9%, explicado principalmente por un "moderado deterioro del riesgo", así también como por un mayor costo por intereses.

En el caso de La Polar, aunque la deuda promedio aumentó 11,3%, pasando de $ 282.700 en el primer trimestre de 2016 a $ 314.700 a marzo de este año, la empresa liderada por Leonidas Vial experimentó una baja en su tasa de riesgo de 0,3 puntos. "La mejora en los indicadores de riesgo se explica por procesos de selección de clientes estadísticamente más robustos y un mecanismo de cobranza más segmentado, que permitió aumentar el recupero de castigos en 31% con respecto al mismo periodo del año anterior", explicó la empresa en su análisis razonado.

Según Ortiz, las empresas y las mismas personas toman medidas en caso de desaceleración, lo que podría reducir el impacto en el negocio de un alza del desempleo.

"Las empresas del sector han tomado los resguardos anticipadamente, debido a que en los últimos años han sofisticado el manejo de sus carteras, por lo que no esperamos un crecimiento abrupto de la morosidad en los próximos meses", sostiene el directivo. Y añade: "Las medidas prudenciales de las personas y las mayores exigencias de las empresas permiten anticipar que las cifras se mantengan en este rango".

CENTRAL ALERTA POR AUMENTO EN DEUDA DE LOS HOGARES

En la misma línea del reporte reciente de la SBIF, en el Informe de Estabilidad Financiera (IEF) el Banco Central hizo un llamado a mirar con más atención el aumento del nivel de la deuda de los hogares y empresas. En el caso de los primeros, el emisor indicó que a fines de 2016 la razón de la deuda sobre los ingresos de las familias subió a 66%, teniendo como principal factor la mayor contribución de la deuda hipotecaria bancaria. Considerando lo anterior es que el informe establece que la deuda total de los hogares sigue mostrando una sostenida alza, alcanzando 6,6% real anual a diciembre del año pasado.

"Desde el IEF anterior, la tasa de crecimiento de la deuda de consumo se ha mantenido algo por debajo de 7%. Esta expansión continúa siendo dominada por fuentes de financiamiento bancarias, mientras las fuentes no bancarias se mantuvieron relativamente estables", indicó el informe.

Respecto de las empresas, el informe señala que en los tres primeros meses del año, la caída sostenida del índice de cuotas impagas (ICI) se estabilizó. De acuerdo al documento, esto se explica principalmente por las cuotas que superan los tres años de atraso, las cuales son excluidas del cálculo por estar posiblemente castigadas por los bancos, lo que hace caer al ICI.

Es así como, en comparación con el último IEF, algunos sectores productivos han aumentado su incumplimiento. Es el caso de la minería, la manufactura y el comercio, donde se ha visto que algunos indicadores de no pago de las firmas que son parte de estos sectores han aumentado.

Fuente: DF

Galería de Imágenes

Categorías asociadas

La Seguridad Social en Chile: Empleabilidad

Sala de prensa: Seguridad Social en los medios