AFP estiman que afiliados que emigraron al Fondo E dejaron de ganar hasta $ 983 mil

Publicado el 03 de abril de 2017
Fuente: La Tercera

Cálculo de la Asociación de AFP cuenta desde el primer llamado de No+AFP, en julio de 2016, y hoy. Unas 228 mil personas se pasaron al fondo más conservador durante el segundo semestre de 2016.

Los afiliados al sistema de AFP que siguieron las recomendaciones de cambio al Fondo E hechas por el movimiento No+AFP, en julio del año pasado, habrían obtenido hasta casi un millón menos de ganancias por menor rentabilidad que quienes se man- tuvieron en su fondo de origen.

Así lo dicen cálculos de la Asociación de AFP, que tomaron el período comprendido entre el 25 julio de 2016 -cuando se hizo la primera recomendación tras la marcha masiva del movimiento- y el 29 de marzo de este año. La razón está en que el fondo más conservador fue el que menos rentó desde esa fecha. De este modo, un afiliado promedio, con un saldo acumulado en su cuenta de $ 14 millones, obtuvo $ 983 mil menos de ganancias por renta- bilidad, al moverse desde el Fondo A al E, mientras que quienes se cambiaron desde el Fondo D al E obtuvieron $ 189 mil menos que quienes se mantuvieron en el otro fondo conservador.

De acuerdo con los cálculos del gremio, el Fondo A rentó 11,7% en el periodo de análisis, mientras que el E avanzó 7,4%, lo que equivale a una diferencia de siete puntos porcentuales de retorno, que inciden de manera directa en el total de ahorro acumulado.

Según cifras del gremio, durante el segundo semestre de 2016, unas 228 mil personas se cambiaron al Fondo E en el segundo semestre de 2016, las que pudieron verse afectadas por este menor valor. Asimismo, estiman que actualmente unos 85 mil de los afiliados que están en el Fondo E son jóvenes menores de 35 años, quienes de acuerdo con su edad deberían estar en fondos más riesgosos para obtener mejores retornos, dado su horizonte de inversión, más lejano a la edad de retiro. Unos 175 mil, en tanto, son afiliados menores de 50 años.

Consecuencias

El efecto de las recomendaciones de cambios sobre las decisiones de los afiliados ha generado un aumento progresivo de los cambios de portafolio.

De hecho, de acuerdo con cifras de la Superintendencia de Pensiones, el Fondo E está en máximos de popularidad desde 2016, siendo el favorito de los traspasos, lo que lo llevó a abarcar el 9% del total de cotizantes, y lo convirtió por primera vez en la historia de los multifondos en el segundo portafolio con más peso del sistema en volumen de activos. A febrero, este portafolio representa el 21% del total de ahorros, esto es, casi $ 40 mil millones en ahorros.

Y aunque al fondo le ha ido bien en términos relativos, al obtener un 2% de avance en el primer trimestre de este año y un 4,02% en los últimos 12 meses, el cierre de 2016 fue golpeado por alzas en las tasas de interés y que se tradujeron en una desvalorización de los activos de renta fija en la cartera del fondo más conservador, al quedar temporalmente bajo el valor de mercado.

Recomendaciones

Desde el gremio enfatizan que la elección de un fondo por parte de los afiliados debe considerar las características de cada persona, en cuanto a edad o años que faltan para la jubilación, la existencia de otros ingresos o patrimonio, la tolerancia a las fluctuaciones de las inversiones, etcétera. De ahí que "no es posible efectuar recomendaciones generales que les sirvan a todos", dice el gerente de Estudios de la Asociación de AFP, Roberto Fuentes. Por otra parte, las administradoras están restringidas de hacer sugerencias de cambio, incluso generales, "ya que podrían afectar los valores de los mercados financieros, beneficiándose algunos y perjudicándose otros", añade.

Por último, Fuentes aclara que "los cambios de fondos no son una herramienta para desestabilizar a las AFP, ya que los únicos que se ven afectados son los propiosafiliados, que han visto rentar menos su ahorro siguiendo las sugerencia de Luis Mesina".

Agrega que "es difícil que los promotores de estas prácticas reconozcan que les fue regular o mal y lo más probable es que agrupen períodos y resultados en que la "fotografía" salga de mejor color. Entonces, las palabras claves son precaución, cautela y paciencia, porque el balance de los rendimientos se debe hacer en el largo plazo", puntualiza, lo que para una persona joven implica pensar en al menos 40 años.

Fuente: La Tercera

Categorías asociadas

La Seguridad Social en Chile: Pensiones

Sala de prensa: Seguridad Social en los medios