1,1 millones de cotizantes de isapres verían alzas en sus planes de salud

Publicado el 31 de marzo de 2017
Fuente: El Mercurio

Colmena, Consalud y Cruz Blanca informaron reajustes ayer al regulador. En tanto, las otras aseguradoras, Banmédica, Vida Tres, Masvida y Óptima, habrían decidido nuevamente congelar sus precios.

Tres de las siete isapres abiertas del sistema de salud -Cruz Blanca, Colmena y Consalud- habrían decidido reajustar sus planes, decisión que comunicaron ayer al superintendente de Salud, Sebastián Pavlovic. Con ello, 1,1 millones de cotizantes, equivalentes al 59% del total del sistema de salud privado, vería incrementados los precios base de sus planes de salud. En los próximos días, los afiliados comenzarán a recibir las cartas de adecuación de las isapres.

De acuerdo con información recabada por "El Mercurio", las otras cuatro aseguradoras privadas abiertas -Banmédica, Vida Tres, Masvida y Óptima- habrían optado una vez más por no reajustar.

Banmédica y Vida Tres -que son controladas por los mismos dueños, el holding Banmédica, que pertenece al grupo Penta- acumula tres períodos, incluido este, sin reajustar sus precios. Fuentes de la industria aseguraron que esta decisión comercial implicó buenos resultados para estas isapres, que vieron reducidos los gastos en costas judiciales de manera significativa, por los casos de clientes que apelan a las alzas de planes. El año pasado, Banmédica tuvo utilidades por $11.183 millones y Vida Tres registró $9.564 millones en ganancias. En el sector aseguran que este es el ejemplo de que las isapres no tienen cómo argumentar los aumentos de los planes ante las cortes.

En el caso de Masvida, la decisión de elevar sus precios en el marco de la compleja crisis que enfrenta era políticamente muy difícil, sostuvieron en la industria. Además, algunos parlamentarios ya habían solicitado públicamente que "no se les cargara la mano" a los afiliados.

En tanto, isapre Óptima ha decidido consecutivamente no reajustar los precios base de sus planes desde 2008.

Razones de la decisión

Para las aseguradoras, la decisión de reajustar o no -incluida en la ley que las rige- se debe tomar mirando dos grandes factores: el uso cada vez más intensivo de los beneficios de los planes de salud por parte de los cotizantes (más prestaciones por usuario y gasto en licencias médicas, principalmente), así como la cada vez más grande judicialización del sistema a raíz de estas mismas alzas.

Así, por ejemplo, una isapre debe poner sobre la balanza que, a mayor reajuste, más personas recurrirán a la justicia para frenar las alzas, y que en el caso de no reajustar se ahorran todo el gasto en costas judiciales.

Para 2017, la consultora Altura Management proyectó que en el caso de que todas las isapres aumentaran de precio, se presentarían más de 200 mil recursos de protección.

Consalud y Colmena, además, mantuvieron al límite, durante el año pasado, las garantías que por ley deben cubrir todos los pasivos de las aseguradoras con sus afiliados y los prestadores de salud, por lo que al interior de la industria se esperaba que aumentaran sus precios. En tanto, Cruz Blanca ha adoptado durante los últimos años una estrategia comercial que asume el traspaso del aumento de los costos de la salud a sus afiliados.

Fuente: El Mercurio

Galería de Imágenes

Categorías asociadas

La Seguridad Social en Chile: Salud

Agente asociado: Isapre Banmédica - Isapre Colmena Golden Cross - Isapre Consalud - Isapre Cruz Blanca - Isapre Más Vida - Isapre Vida Tres

Sala de prensa: Seguridad Social en los medios